MADRID Y LAS OLIMPIADAS

MADRID Y LAS OLIMPIADAS

 aros

Madrid ha perdido en las votaciones. No ha pasado ni la primera ronda y me alegro. Más allá de los fastos y discursos triunfalistas de prensa y políticos, en su mayoría xenófobos y faltos de respeto en algún caso hacia otras culturas y candidaturas, me alegro por varios motivos:

El primero es que si a nivel político y económico esta decisión es fruto de lo que piensan políticos y empresarios de otros países sobre las personas que nos gobiernan, y de paso sobre la permisibilidad de los gobernados, el estado español no sale muy bien parado: un estado gobernado por corruptos, que tienen tan claro que nuestra democracia es bananera que ni se molestan en dimitir.

El segundo es el papel de los borbones, que a nivel internacional pintan bien poco. Una familia que solo sirve para acumular dinero en suiza, obstruir la acción de la justicia cuando se trata de los pecados familiares y aferrarse a la herencia política de un dictador.

El tercer motivo tiene que ver con la economía y con el reparto injusto de los beneficios empresariales. En un país en el que el mercado laboral es una basura y cada medida tomada por los gobiernos que se han sucedido en la administración del estado, ha sido para beneficio del gran capital y de las grandes fortunas en detrimento de los sectores más desafortunados de la población; destruyendo y malvendiendo empresa pública; y robando por ley lo que se ha conseguido con el esfuerzo de todos: hospitales, escuelas… para favorecer al sector privado, permitan que dude sobre la cantinela elevada a discurso oficial: “Que unas olimpiadas van a contribuir a aligerar la crisis”. Lo que habría pasado, que ya está pasando, es que se hubiesen hecho concesiones a varias empresas que habrían realizado contratos basura, algunos de ellos dando de alta a trabajadores de otros países en otros países, a través de alguna filial, por reducir costes.

Lo peor: es que en lugar de analizar las causas profundas de que los encargados de elegir no confíen en nosotros, la prensa y políticos corruptos hablan de fantasmas, manos negras, corrupción (qué ironía)… O sea, que con este gobierno, en lugar de analizar las causas y establecer sólidos cimientos para salir de la crisis (en que están sumergidas las clase más desprotegidas), con leyes que favorezcan un reparto justo de la riqueza, acceso directo a las decisiones políticas, políticas sociales que faciliten la incorporación a la cultura, al mercado laboral y a las redes sociales de participación, nos vamos a ver abocados a la obcecación destinada al fracaso de una candidatura para el 2024.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s