FRAGMENTO DE CADÁVERES EXQUISITOS

FRAGMENTO DE CADÁVERES EXQUISITOS

cadáveres exauisitos

— ¡Bruno! Por favor, — interrumpe Laura. — Estamos hablando con un caballero. Te agradecería que no le ofendieses. No, no podemos aceptar. No porque no creamos en tu palabra. Te conozco y creo en ella. Pero no hemos llegado tan lejos para recoger las migajas. La oferta es la que es: Yo seré tu secretaria de confianza y Bruno el administrador. Viviremos en tu casa, con todas las comodidades de tu estilo de vida. Yo simularé ser tu amante, no me importará que tengas otras amantes. Pasado un tiempo aparecerá el cadáver de tu mujer, y con la confirmación de su muerte nos casaremos. Para que todo quede bien ligado, firmarás la confesión que llevas en el bolsillo, que milagrosamente desaparecerá en cuanto estemos felizmente casados.

http://www.amazon.es/Cad%C3%A1veres-Exquisitos-Josep-Garc%C3%ADa-ebook/dp/B00HJQ1LVU/ref=sr_1_5?s=books&ie=UTF8&qid=1388250767&sr=1-5&keywords=cadaveres+exquisitos

FRAGMENTO DE CADÁVERES EXQUISITOS

FRAGMENTO DE CADÁVERES EXQUISITOS

tarde 146

— ¿Quién es el asesino?

— Taica.

El silencio se adueña de la habitación. Todos han oído el nombre y saben a lo que se enfrentan. Una persona, varias personas que trabajan bajo el mismo nombre… el resultado, invariablemente, es el mismo: muerte y sólo muerte.

CADÁVERES EXQUISITOS. FRAGMENTO

FRAGMENTO

barc1

Giussepe se dirige hacia una tienda de pescadores, dónde compra una caña, sedal, anzuelos… Cargado con este material se acerca a un embarcadero y apalabra una pequeña lancha. Mete todo el material en ella, salta al interior y la pone en marcha. Comprueba los niveles, mira la sentina y consulta una vieja fotocopia de una carta náutica del lugar. Cuando le parece que el motor se ha calentado quita amarras y pone rumbo hacia la isla dónde se levanta Villa Salina.

Fragmento de “Cadáveres Exquisitos”, de Josep García

CADÁVERES EXQUISITOS

Taller Montaje 192

Sales de la caravana y te diriges hacia el hotel en dónde se aloja la delegación inglesa. Te dispones a subir hasta la planta que han reservado cuando observas que los miembros de la delegación salen y toman un coche oficial. Entre los miembros está Sir Arthur, el hombre al que Giussepe ha dado como posible víctima, con una seguridad del cien por cien.

Fragmento de “Cadáveres Exquisitos” de Josep García

CADÁVERES EXQUISITOS

XXI

LA CONSPIRACIÓN 

Mercat i riera 204

 

Sales al exterior como solo tú sabes hacerlo. Otros han dominado la técnica o la dominan pero nadie tiene a su favor a ese maestro que acaba matando a sus alumnos. Pueden variar partes del cuerpo, los mejores han podido variar casi todo el cuerpo, pero tú eres el único que ha dispuesto del tiempo suficiente para dominar tu cuerpo y las prendas que entran en contacto con tu piel. Te mantienes oculto. No quieres manifestar tu presencia. Intentas tomar la iniciativa y avanzarte a los movimientos de tus oponentes. Antes de entrar en el módulo donde opera Giussepe inspeccionas los alrededores. No observas ninguna presencia. Nadie vigila a Giussepe. Entras.

-Para variar podrías llamar a la puerta. Cualquier día me tienes que hacer el boca a boca. He encontrado…

-Luego, primero necesito que a través de la agencia intervengas un listado de teléfonos con estas palabras clave.

-Esto me va a llevar un tiempo.

-No tenemos prisa. Aquí tienes el protocolo para colarte en la agencia.

-Esto nos ahorrará tiempo.

Mientras Giussepe realiza su trabajo te sientas en otra pantalla y miras los avances que Giussepe ha realizado en torno del muerto misterioso. Los botones, el corte, el forro… conducen a una firma londinense que trabaja para altos ejecutivos. Las medidas y el modelo corresponden a Sir Arthur Conespir, miembro del Treasury Department. Desde los dieciséis años es un cliente de la firma, siguiendo una antigua tradición familiar. Estudiante en Eton. Se licenció en económicas y derecho internacional. Tras un discreto paso por la armada heredó un cargo burocrático. Unos años en Bruselas, otros tanto en USA, miembro de varias comisiones internacionales en Israel, Sudáfrica, Afganistán… un buen currículo. Su nombre aparece en la lista como miembro de la misión inglesa. ¿Por qué no se ha denunciado su desaparición? Cabe la posibilidad de que el cadáver no pertenezca a Sir Arthur,…

Fragmento de Cadáveres exquisitos de Josep Garcia