FRONTERA de Manuel Pérez

FRONTERA DE Manuel Pérez

Reportaje novios 021

El Jueves, 20 de Febrero, Dimas, S. L. asociación de reinserción laboral, organizó el pase de la película Frontera de Manuel Pérez. Esteve Pineda, director de Dimas, presentó la película y al equipo que participó en ella. El acto tuvo lugar en el Teatre de Ponent de Granollers.

Frontera, que apunto como excelente película, es la primera cinta de ficción española y catalana rodada en una prisión, con personal residente. Se trata de un proyecto dentro de la actividad teatral que se lleva a cabo. En Quatre Camins, recinto cercano a Granollers, hay un grupo de teatro, Teatrodentro, formado por personas privadas de libertad. Este proyecto es una de esas cosas positivas que se dan dentro de los programas penitenciarios para rehabilitar, sociabilizar, culturizar… en definitiva buscar el beneficio de las personas, que por diversas circunstancias ocupan las instalaciones. Y funciona.

De este grupo nació la posibilidad de realizar una película de ficción, con los condicionantes propios de privación de libertad. El resultado material ha sido Frontera. Los resultados no materiales e incuantificables, de eso nos estuvieron hablando un rato, tras la proyección del film, se los lleva cada persona en su mochila. Algo en lo que coincide el equipo técnico es en que recibieron mucho más, de esta experiencia, de lo que dieron.

La película, con tonos de cine negro, un acierto el empleo de la tonalidad de color, narra el encierro de varias personas, reclusos y visitantes, en un módulo de la prisión, debido a una alerta. En este espacio en que unas personas son obligadas a convivir durante unas horas, estallan las tensiones. Y aquí tenemos uno de los grandes aciertos del film, tanto en su guión como su dirección y planificación. No hay asesinatos, no hay arquetipos, no hay grandes discursos… todo se reduce a las tensiones propias de las relaciones entre las personas, de su historia personal, de su carácter, de su necesidad de afecto y comprensión. Los discursos dejan paso a las miradas, los silencios, las preguntas sin respuestas, los reproches, las pequeñas explosiones, el arrepentimiento y la solidaridad.

El final, brutal, sin ningún aspaviento, más allá de la voz impersonal del funcionario que cumple con las normas: “Salgan y no se detengan; salgan y no se detengan.”, tal vez, sin pretenderlo, se ha convertido en una metáfora de estos tiempos que corren. Los visitantes, una vez controlada la anomalía, salen del recinto, y los reclusos, quedan atrás, condenados a su día a día monótono.

Personalmente considero que si un film como este pasa desapercibido, a pesar de la recepción de varios premios, es que el cine español está enfermo.

Como comenté, tras la proyección, Dimas S L, organizó una pequeña charla con el director, Manuel Pérez; dos de los protagonistas de la cinta, Juan Carlos Aparicio y Carlos Guzmán y la actriz Eva García, directora de Transformas.

En la charla hablaron de lo que había significado el film para ellos y del método de trabajo que habían seguido, a partir de una idea, de unas condiciones y de un texto que se adaptó a las características de los actores y actrices no profesionales.

Mi conclusión: Menos prisiones y más proyectos cívicos.

FESTES DEL BARRI DE SANT MIQUEL

FESTES DEL BARRI DE SANT MIQUEL. GRANOLLERS.

Cumple Elia1 186

Aquest cap de setmana han esta les Festes del Barri de Sant Miquel de Granollers. Un dels actes ha estat una gimcana esportiva, amb diversos circuits amb vehicles propulsió humana, jocs d’habilitat i una cursa popular, per edats, pels menuts. AITEVO, ha estat l’entitat responsable de muntar i coordinar els jocs esportius. Els nens s’ho van passar d’allò més be amb la proposta d’AITEVO.

El barri té una forta presència de població immigrant, que va participar activament en les activitats, és més, una forta presència de població musulmana. Faig menció especial d’aquest fet per dir que quan va arribar l’hora de fer un petit refrigeri per als monitors, el bar que normalment munten els veïns, ens va obsequiar amb un entrepà de botifarra, i un monitor, quasi es queda sense menjar. És musulmà. Va menjar perquè un dels veïns va anar a cercar uns ous per fer una truita. I d’això també faig menció especial. No va haver-hi mala voluntat, per part dels organitzadors alhora de muntar el bar, si això hagués estat així, no haguessin sortit aquest parell d’ous. Senzillament no estem habituats a que altres gents amb altres hàbits participin de les festes.  Aquestes paraules no són una crítica a un oblit, propi de voluntaris que amb bona intenció es fan càrrec d’un servei, i el fan el millor que poden. Aquetes paraules volen ser una invitació a la convivència, a aprendre a fer un camí tots plegats, a tenir en compte a l’altra, i al parell d’ous. Aquests parell d’ous, per a mi, és molt més que haver donat de menjar al meu company. Aquest parell d’ous significa un nou escenari i una solució (ni crits, ni pilotes fora, ni caps de truc). però que Hem de fer junts un camí per aprendre a conviure i treballar plegats. Un nou escenari i una solució. Voluntat de tirar endavant. A bon entenedor…