PRESENTACIÓN EN MATARÓ DEL VIAJE DE PAU

PRESENTACIÓN EN MATARÓ DE EL VIAJE DE PAU DE BENJAMÍN RECACHA

portada_viaje_pau_blog

Mañana día 22 de mayo, a las 19 horas, en la biblioteca Pompeu Fabra, en la Plaça d’Occitània de Mataró, nuestro amigo Benjamín Recacha, presenta el viaje de Pau.

Pero eso no es lo importante, lo verdaderamente importante es que tendrán el placer de disfrutar de mi presencia como conductor del acto. Es broma… lo importante es escuchar de viva voz a Benjamín, hablando del libro… y quién sabe si nos adelanta algo de lo que tiene entre manos.

Invito a todos los que tengan oportunidad, por proximidad geográfica y posibilidad horaria, de que se dejen caer, sin hacerse daño, por la biblioteca, para disfrutar de la presencia de Benjamín y su viaje de Pau. Una oportunidad, a lo mejor, de conocernos algunos blogueros y quien sabe de si tomar un cafetito. Yo por mi parte, llevaré algún objeto intimidatorio para obligar a Benjamín a firmar ejemplares de su libro, aunque creo que no será necesario, pues es muy simpático y lo hará de buen grado.

Lo dicho, no faltéis a la cita.

http://www.mataro.cat/web/portal/contingut/activitat/2014/05/22_viatge.html

EL VIAJE DE PAU

BENJAMÍN RECACHA PRESENTA EL VIAJE DE PAU

portada_viaje_pau_blog

Mañana sábado dia 23, en la librería «Espai Literari» el autor Benjamín Recacha presenta «El Viaje de Pau», uno de los títulos noveles autoeditados que está teniendo más repercusión, tanto por su cuidada elaboración como por su contenido. Si queréis saber más sobre el libro, el autor, la literatura que se está cociendo lejos de las grandes editoriales y sobre la experiencia como novelista y editor de Benajmín, es una cita ineludible.

Espai literari se encuentra en la calle Ramón y Cajal, 45 de Barcelona, en Gràcia.

Abajo los links

http://benjaminrecacha.com/

http://llibreriaespailiterari.blogspot.com.es/

ESPAI LITERARI. Presentación: El viaje de Pau

PRESENTACIÓN DEL VIAJE DE PAU EN ESPAI LITERARI

portada_viaje_pau_blog

Como muchos ya sabéis, el próximo sábado 23 de noviembre, a las 7 de la tarde, tiene lugar la presentación de El viaje de Pau de Benjamín Recacha, en «Espai Literari», librería situada en el distrito de Gracia, en la Calle Ramón y Cajal, número 45 (http://llibreriaespailiterari.blogspot.com.es/). Esta librería, apuesta arriesgada como ha señalado Benjamín en un artículo en su blogg (http://benjaminrecacha.com/2013/10/15/una-isla-donde-descubrir-pequenos-tesoros/),  quiere ocupar un espacio en el mercado literario, el de las editoriales y autores independientes, que ofrecen un trabajo de gran calidad totalmente ignorado, incluso ninguneado por las grandes editoriales.

Como ya he dicho, Benjamín Recacha, escritor y periodista, presenta el próximo día 23 su primera novela: El viaje de Pau, un texto en la mejor tradición de los viajes iniciáticos, en la que el personaje se embarca en una odisea, a varios niveles,  que es al mismo tiempo un viaje interior que le ayuda a descubrirse como persona y a mejorar su calidad humana, elevando su felicidad y la de su entorno. No es un libro de autoayuda, aunque por mi comentario lo pueda parecer.

¿Por qué creo que hay que acudir a la cita? Puedo dar muchas razones. Apoyo a la promoción de un buen relato. Apoyo a la iniciativa arriesgada de «Espai Literari». La ocasión, más que interesante, de escuchar las palabras de un autor, sin ningún cedazo que las seleccione. Incluso se me ocurre algo tan rimbombante como los discursos que Napoleón daba a sus soldados: “Podréis decir: yo estuve allí.” Sencillamente, creo que es necesario acudir para encontrarse como ciudadanos, amantes de la literatura para disfrutar del placer de aquellas voces, como la de Benjamín, que nos hacen saber que no estamos solos. (Sí, ya sé, esto es un plagio.)

Nos vemos el día 23. No te olvides las galletitas…

EL VIAJE DE PAU, DE BENJAMÍN RECACHA GARCÍA

El VIAJE DE PAU, de Benjamín Recacha

portada_viaje_pau_blog

Se me hace difícil hablar de obras. ¿Cómo hacerlo sin destripar argumentos? (Spoilers se dice hoy en día). Antes de hablar de la obra hablaré de mí. Me cuesta horrores leer o ver películas (de ficción o documentales) sobre la guerra civil. Sé que debo hacerlo pero lo trato de aplazar hasta el final. La razón es que me pongo muy nervioso y me altero demasiado ante los atropellos que aún se siguen cometiendo en este país con el beneplácito de las autoridades en torno a las víctimas de la violencia fascista y a las personas que tratan de recuperar la memoria y llamar a las cosas por su nombre. ¿Cuándo se reconocerá oficialmente el genocidio y se devolverá a la sociedad lo que le fue arrebatado? No hablo solo de dignidad, lo hago de bienes materiales: propiedades inmobiliarias costeadas con el dinero de los trabajadores sindicados, que fueron expropiadas (más o menos como lo está siendo nuestra seguridad social actualmente), salarios no pagados a todos los esclavos que utilizaron las empresas afines del régimen… y un largo etcétera, que complica el reconocimiento, por parte de la administración postfranquista (me niego a llamar de otra manera a los herederos del régimen criminal) de los asesinatos sistemáticos, expropiaciones sistemáticas y tantas ilegalidades sistemáticas, algunas muy recientes, como la de liberar a los responsables de la acción de la justicia. Porque todos sabemos que el reconocimiento de los crímenes y el genocidio tiene implicaciones económicas importantes, cosa que las grandes fortunas que hicieron su agosto a la sombra del carnicero de Galicia no están dispuestas a asumir.

Tras esta introducción, en dónde muestro mi nula inteligencia emocional, vamos a hablar de “El viaje de Pau”. No es nuevo, pero poco dice en favor del panorama editorial de este país, extensivo a tantos otros en el campo de la cultura, que dejen de pasar obras como esta sin asumir riesgos de edición. La novela está muy bien y te hace disfrutar, que es lo mínimo que le podemos exigir a una obra de arte. Si además de hacerte disfrutar, la obra tiene varios niveles de lectura, como es el caso, en las que el lector se sumerge hasta donde le dé su compromiso, su cultura o sus vivencias, genial. Por los diversos niveles de lectura y por las peripecias de Pau y sus descubrimientos, no sé si el título es adecuado: “¿El viaje?” Tendría que ser Los viajes, ya que Pau, no sé si denominarlo protagonista, se embarca o le embarcan en diversos viajes, al menos es como yo lo entiendo. ¿Cuál de ellos es más importante? Existe un perfecto equilibrio ente todas las historias que se dan cita en el libro. Todas las historias son interesantes, ninguna es baladí: Divertidas, sensuales, trágicas, dramáticas, emotivas… ninguna deja indiferente y entre todas componen ese lienzo que transcurre entre varios escenarios y saltos temporales.

Una de las cosas que más me gusta de la obra es que no carga las tintas. Es mesurada. No presenta curas pederastas y fanáticos de la fe, por poner un ejemplo. Presenta seres humanos, cosa que es muy difícil cuando se trata el tema de la guerra y la represión, incluso en las obras sobre guerras y represiones ficticias, incluso a los personajes más “despreciables” les da un trato justo. Sí, en una novela positiva, sobre la bondad humana, el espíritu de superación y la búsqueda de la felicidad individual y social, hay personajes despreciables.

Evidentemente que diría mucho más sobre la novela pero sería destriparla, y eso queda para los clubs de lectura, en donde participe gente que se la haya leído con mucha atención y cariño y tenga ganas de desgranar hasta la última coma. Yo, ahora mismo, solo soy un lector que ha hecho una buena elección, de la que no me arrepiento, y deseo ponerlo en conocimiento de otros lectores. Leedla, os la aconsejo.

Por mi parte, solo interpelar al autor para que se anime a destripar su obra en un foro de lectores virtual o en vivo y en directo. Espero la siguiente novela y que los editores sean receptivos y actúen como lo que yo creo debe de ser un editor.

En el siguiente enlace podéis encontrar la novela.

http://www.amazon.es/El-viaje-de-Pau-ebook/dp/B00DGYPQWE/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1380274949&sr=8-1&keywords=El+viaje+de+Pau