HOMBRES VIOLENTOS Y SISTEMA EDUCATIVO SUECO

HOMBRES VIOLENTOS

Ceremonia del te 237

Me gusta el western. Es uno de mis géneros preferidos, supongo que por las mismas razones por las que le gusta a gran cantidad de gente. El western es un género que ha encontrado un territorio mental en nuestro inconsciente colectivo, que forma parte de ese universo común a todas las culturas, que lo habilita para explicar historias de contenido universal. Esa función que en su día cumplieron los grandes ciclos épicos de varias culturas, pasando por las novelas de caballerías y que actualmente se disputan la novela épica con tintes medievales, las sagas galácticas y el universo de súper héroes del cómic que pueblan las pantallas. Son historias poderosas por su sencillez (en ocasiones aparente), la resolución violenta de los conflictos, la lucha entre conceptos opuestos…

Cada western que veo me llama la atención, por una u otra razón, sean de la nacionalidad que sean. Hay uno que suelo ver una vez al año y que me llama poderosamente la atención, The volent Men (Hombres violentos), de Rudolph Maté, gran director de fotografía que realizó, con mayor o menor fortuna, una treintena de films como director.  Hombres violentos fue uno de sus mejores trabajos, tal vez el mejor, en su aventura como director. Un buen elenco de actores y técnicos que llevaron a buen puerto un guión sólido y bien construido. Lo que me llama la atención de esta historia es el personaje principal, que cumple con los cánones del western de los cincuenta. Hombre experimentado y de pasado violento que quiere rehacer su vida pacíficamente. Personaje atractivo a los parámetros culturales y metáfora de una sociedad. La historia, como tantas del género, transcurre tras la guerra civil estadounidense, y se centra en los conflictos entre grandes terratenientes y pequeños propietarios. Nuestro protagonista se ve envuelto en una historia de violencia, cosa que odia, y que según algunas tradiciones, es característico de varios de los líderes de la guerra civil que dividió al país. No me voy a extender sobre ello, tampoco destriparé la historia; solo voy a hacer una referencia al hecho que me llama la atención del film. El protagonista, para enfrentarse a sus oponentes, deja que quemen y saqueen su propiedad. Este acto del protagonista, que tiene su correspondencia en muchos acontecimientos históricos, me llamó poderosamente la atención desde la primera vez que vi el film.

El otro día, leía un artículo del profesor Navarro (http://www.vnavarro.org/?p=10000&lang=CA) en que hablaba de cómo se había deteriorado el sistema educativo sueco. Al subir los conservadores, desviaron recursos de la pública a la privada. Ello contribuyó al deterioro del sistema educativo, ya que la privada está para obtener beneficio. Más alumnos por aula, menos recursos educativos por alumno, menos educadores, maestros pedagogos. ¿Les suena de algo esta historia? Lo bueno del caso es que la clase dominante aceptó este deterioro que repercutía sobre sus propios polluelos, todo por alejar de las aulas y separar de sus vástagos a los hijos de las clases populares. Lo importante no es la educación y que los puestos los ocupen los más preparados, en justicia. Lo importante es que a los lugares de decisión solo puedan acceder los que tienen el dominio económico y que los hijos de los obreros acepten su lugar en la sociedad. La comparación con el héroe de la película que he referido es evidente. Pero mi pregunta es: ¿Cuánto nos lamentaremos, en un futuro, la clase trabajadora por no actuar, hoy, como el héroe del film en cuestión?

EL CAPITAL DE COSTA-GAVRAS

El Capital de Costa-Gavras

 Ceremonia del te 237

Hace tiempo que quiero comentar en el blogg esta cinta de Costa-Gavras, por varias razones. La primera de ellas es aconsejar su visionado. Estamos ante una cinta transgresora en el panorama del cine actual, de esas que se han podido colar entre lo que la censura económica y el imperialismo globalizador (en su versión más dañina) permiten que se vea en los cines, pantallas televisivas y ordenadores de occidente. Esta es mi contestación a la moto que el señor Salas, economista, nos quiere vender en este alegato http://www.salaimartin.com/randomthoughts/item/692-el-capitalisme-redueix-la-pobresa-al-m%C3%B3n.html en el que faltan datos (tan fanático que es de los datos). Pero no quiero hablar de este señor, por el que no tengo ninguna fijación erótica, lo digo de antemano, no vaya a ser que me acuse de ello, igual que hizo con el Profesor Navarro.

La película relata el ascenso de un ciudadano en el mundo de la banca, y mediante este relato, ya digo de antemano que brechtiano, Costa-Gavras nos muestra algunas de las claves, según él, de la actual crisis económica y financiera. El mérito del director, y evidentemente de los guionistas (http://www.imdb.com/title/tt1951166/?ref_=fn_al_tt_1 para quien quiera más información sobre el film) está en mostrar la normalidad de los personajes que protagonizan y urden los tejemanejes que hunden al mundo en la miseria, y no solo las claves deshumanizadas o tejidas por monstruos. La película lo dice por activa y por pasiva: el monstruo, incontrolable, ha sido creado por las personas que trabajan para el sistema capitalista, en su deseo de conseguir mayor beneficio, a costa de cualquier cosa. Otro punto a favor de la película es la manera, que hemos visto en otras cintas y en muchas novelas futuristas, en que se vende a la gran masa el nuevo estatus quo. Una jugada de trileros de alto standing, tan real como el momento en que vivimos.

La cinta es una joya que nos recuerda al mejor cine político de los sesenta-setenta. Miento, no lo recuerda, está rodada, con los adelantos técnicos de hoy y sin el manierismo de antaño, como se rodaba entonces. El guión es muy brechtiano: el ascenso de un ciudadano al poder, aprovechando las circunstancias y los entresijos. Aupado por unos dirigentes que, en todo momento, creen que podrán deshacerse de su monstruo en cuanto quieran (cuanto puede dar de sí el mito de Franknesntein, el moderno Pormeteo). Y las técnicas son brechtianas: el actor aparca la trama y se dirige a los espectadores con mensajes claros y directos, al más puro estilo de Brecht.

Por todo esto, recomiendo su visión. Vale la pena.

CONFLICTO CAPITAL-TRABAJO, SEGÚN EL PROFESOR VICENÇ NAVARRO

PROFESOR NAVARRO. CONFLICTO CAPITAL-TRABAJO

Mercat i riera 069

Como hace tiempo que no recomiendo ningún artículo del Profesor Navarro, teniendo pendiente uno sobre el enfrentamiento ideológico entre este y el señor Sala, que espero poder publicar esta semana, hoy he decidido recomendaros la lectura de este artículo sobre el conflicto capital- trabajo en la crisis actual. Como siempre, recomiendo su lectura, clickando abajo, sobre el enlace.

http://www.vnavarro.org/?p=9881

ESTAFADORES Y LADRONES

ESTAFADORES Y LADRONES

Domingo 240

De todos es sabido que los municipios tienen un agujero que comparado con la nada de Michael Ende, esta es un chiste. El municipio de Mataró no es ajeno a ello. Tiene un agujero enorme, tras haber vendido enormes cantidades de suelo público a empresas privadas de construcción para pagarse los desorbitados sueldos y la sobreabundancia de cargos políticos y de confianza. En cierta ocasión, un amigo me comentó, en tono de sorna, que la democracia era mucho más cara que la dictadura. “Con Franco, los cargos no cobraban o lo hacían simbólicamente, esto propiciaba el soborno. Con la democracia, cobra el cargo, el hombre de confianza, y no poco, y hay que seguir sobornándoles (en plan fino es hacerles algún regalito, nada, mindundeces como un cargo de asesor sobre las crías de foca en la torre Eiffel con sueldazo de por vida)”.

Vuelvo al caso. Los sociatas se vendieron lo invendible para financiar obras a bombo y platillo, muchas sin pies ni cabeza, asesorados por quien haya reducido todas las poblaciones de la costa a un clon. La mala gestión de la que, como viene siendo habitual en este país, nadie se hace responsable y en la que ningún partido quiere entrar a fondo, ¿por qué debe de ser?, ha creado un agujero, con el que se han encontrado sus primos hermanos, los Convergentes. Sí, primos hermanos. Esto de los partidos políticos me recuerda a aquella película: El señor de Ballantry, en la que había una rebelión contra la corona y los dos hijos del señor feudal, en consejo familiar, toman partido, cada uno por una causa, para salvaguardar el patrimonio familiar, así se aseguran el mandato, gane quien gane.

Vuelvo al caso. Los convergiatas i unionatas se encontraron un agujero, del que estoy seguro que ya sabían, y del que estoy seguro de que son corresponsables, y tras montar el paripé, en contubernios oscuros deciden subsanar parte de la fiesta con: RECORTES EN EDUCACIÓN. Premio para el caballero, y no digo lo de piruleta para el niño para que no me acusen de pederasta. Por arte de magia, donde había de emplazarse un nuevo centro educativo se quiere construir un Parking, a mayor gloria y beneficio de una de las empresas que ha contribuido al agujero. (Lo de la empresa no es información contrastada, es una suposición.) Y puestos en el terreno de las suposiciones, voy a suponer más: ¿tendrán la vergüenza de usar la argucia legal de cambiar el nombre a la empresa o ni eso, van a ir a saco, con dos cojones, demostrando quien manda y proporcionándonos otra dosis de realismo político a los habitantes de Nottingham? (No, que era Mataró)

Ciudadanos, os contaré un secreto: “La corrupción implícita en el agujero económico ha sido debida a la mala influencia estatal. La independencia lo arreglará todo. Nuestra felicidad será proporcional a la nacionalidad del corrupto.”

Bueno, voy “pa” la calle. A ver si puedo ser útil de alguna manera a la asociación de vecinos. Os seguiré informando.