BAJADA DE SUELDO DEL PRIMER CORRUPTO

BAJADA DE SUELDO DEL PRIMER CORRUPTO

Ceremonia del te 237

Para empezar, el jefe de estado de uno de los países feudales más corruptos de Europa, debido a la familia de este, y a la camarilla política que le rodea, se ha bajado el sueldo. Sobre el papel seguro, pero en la práctica solo quiere decir que rapiñará por otro lado y de forma que pueda evadir mejor  su capital sin dar cuentas al fisco. Menos retenciones, más acumulación de una inmensa fortuna, no sé si personal, pero familiar seguro, y menos esperanza de inversión pública para los españoles de a pie.

No sé si se acuerdan, pero esta sucia maniobra ya la hicieron en su día los partidos políticos cuando iniciaron la política de eliminar altos cargos y bajarse sueldos. Hubo reubicación de personal y lo que se bajaron por un lado se lo aumentaron en extras. Medidas que no aliviaron la deuda, siguieron exprimiendo los bolsillos de los habitantes del cortijo de una de las familias más corruptas, los borbones, consolidando las barreras para mantener a la población de rodillas.

Felipe, el preparado, (tu preparación es la de haber nacido por un coño fecundado con la simiente de un putero corrupto), pues algunos de los que aplastas bajo tu mandato, tú o tus secuaces, están mucho mejor preparados que tú para regir los destinos de este país, pero claro, no han nacido por el coño adecuado, ¿cuál de los dos argumentos prefieres para decir que tu bajada de sueldo no engaña a nadie? ¿El expuesto o el de que no eres nadie, pues no representas a nadie, excepto por la fuerza de las armas, para ser jefe de estado de este país?

No representas a nadie porque nos vienes impuesto por herencia directa franquista. Sí, supongo que sabes que tu padre fue amigo y protegido de ese genocida, y tú has heredado, sin pasar por las urnas, el puesto de jefe de estado. Ni es justo ni es lógico. Desde luego, si dimitieses, cosa que sé que no harás, y te sometieses a un referéndum,  como candidato, tras una campaña en la que expusieses tus argumentos para ser jefe de estado, y salieses elegido, me callaría, en el punto que a la legitimidad se refiere. Considero que cada cambio generacional de jefatura habría de someterse a referéndum. No es justo que las generaciones futuras queden hipotecadas por las decisiones de las generaciones anteriores.

Sí, me callaría y te reconocería como jefe de estado, a mi pesar, pero no con todo el poder y todas las exenciones de responsabilidad que pesan sobre tu persona y la de tus colaboradores. Las decisiones de un jefe de estado no pueden estar exentas de responsabilidad. Eso es una falacia para protegeros de la justicia y eternizaros en el poder, a pesar de tomar malas decisiones o de estar detrás de asesinatos o genocidios. Te diré que yo considero a Aznar, un asesino por haber declarado una guerra sin sentido a un país, para destruirlo y conseguir contratos para empresas que bien le han pagado. Eso no puede estar exento de responsabilidad.

Es por esto que creo que tú no puedes ser jefe de estado, pues al saber lo de tu cuñado y no denunciarlo y entregarlo a la justicia has actuado mal y, en cierta medida, eres responsable de la corrupción. ¿Cómo voy a fiarme de un jefe que es incapaz de tomar medidas para corregir los abusos que hay en su empresa? Un jefe así, tú, arruina la empresa, en este caso el país, aunque enriquezca su bolsillo. Tu riqueza personal no nos sirve de nada. Y si no lo sabías, cosa que no creo, pues ha quedado claro que tenías conocimiento de ello, es que eres tonto y yo no quiero un tonto al frente de una empresa en la que yo trabaje, pues más tarde o más temprano, acabaré perjudicado.

Para continuar, tiemblo cada vez que uno de nuestros políticos bocazas mienta a Europa, en referencia a querer imponer aquí, modelos europeos, pero olvidándose de los beneficios e imponiendo solo las cargas. ¿Se acuerdan de la puta ministra y sus pisos de 35 metros cuadrados, que funcionaban en Suecia? Lo que se le olvidó en el camino es que allí, estos pisos eran para estudiantes, y que eran una garantía social para la mejora de la calidad de vida del estudiante, en su proceso de maduración y emancipación, y de la familia. Aquí se pretendía vender a precio de oro, pisos de 35 metros cuadrados a las familias. Métase por el coño la medida, y espero que se lo reviente, puta.

Ahora el cerdo Wert, uno de los ministros más gilipollas del actual gobierno, un auténtico asno fascista, que no para en su cruzada para desmantelar la educación pública, nos quiere imponer el tres por dos que ya se hace en Europa. Carreras de tres años, que no sirven para una mierda y post-grados, pagados a precio de oro, de dos años para acceder a los beneficios laborales que proporciona una carrera universitaria. Y es que en Europa lo hacen así, claro que sin esa carga de injusticia para que solo estudien los que deben hacerlo, los hijos de los dueños del cortijo y sus amigos. Métase por la polla todos los textos que ha pergeñado durante su mandato, encaminados a apartar de la educación a las clases populares, y ojalá se la reviente, cabrón comemierda.

Y para acabar, decir lo cabreado que estoy con la justicia española y sus leguleyos políticos, que una vez más frenan la extradición de criminales fascistas e impiden que la justicia argentina pueda tomarles declaración de su intervención en los crímenes del régimen genocida. Y van dando lecciones de democracia. ¿Se ha enetrado de cómo está su cortijo, Felipe? Estoy seguro de que sí pero prefiere mirar a otro lado. ¿Cómo no va a ser este país el hazmerreir de otros países y el elegido para el blanqueo de dinero de mafias? No, no vales como jefe de estado. ¡A la puta calle!

ENTRE FANTASMAS

ENTRE FANTASMAS

Ceremonia del te 237

 

Me han enseñado que los fantasmas no existen pero, yo, sé que es mentira. Convivo entre fantasmas; están entre nosotros aunque queramos ignorarlos. Ellos es lo que pretenden, pues nosotros somos su alimento y nuestra ignorancia les da el poder que necesitan para sumirnos en la oscuridad. Yo no me rindo, voy a por ellos. Únete a mi lucha contra los fantasmas. O ellos o nosotros. Si te quedas al margen, eres de ellos. Dicen que los fantasmas no existen pero yo camino cada día entre políticos corruptos. Esto es una guerra, mi guerra.

“Extracto del diario de guerra”

SOBRE LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

SOBRE LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

Ceremonia del te 237

 

De un tiempo a esta parte empiezan a darse noticias sobre determinados actos que parecían desterrados de los campos de fútbol y sus aledaños, aquí en este país de charanga y pandereta que es España. Es cierto que la violencia en torno al deporte, en este país, no ha cesado, no hay más que recorrerse algunos campos, los de categoría regional, en que suceden cosas. Se atemoriza al árbitro, y no solo con cánticos y amenazas verbales; se atemoriza al cancerbero visitante golpeando una navaja contra la valla e increpándole a que no se esmere en atajar el esférico; algún padre agrede a un jugador del equipo rival por haberse empleado con excesiva dureza contra su vástago… son cosas que pasan en ese otro fútbol, alejado de las pantallas, por más que lo nieguen y oculten desde la federación. En descargo del fútbol, diré que no es el único deporte en que esto pasa, aunque se lleve toda la fama. Con esto quiero decir, que no es oro todo lo que reluce, por más que se trate de mirar a otro lado en los despachos. Hay corrupción.

Pero no quiero hablar de ese fútbol, solo quería señalar que los malos modos y la violencia no han cesado, aunque se oculte y se tache de esporádica. Quiero hablar del fútbol de los millones y de las incidencias que ha habido en los campos, no las propias del juego, las que ocurren entre el público. Desde los medios se tacha de hechos aislados, de cosas de vándalos, de protestas contra una mala gestión directiva, de enfrentamiento entre ultras y algo de eso hay, pero ¿es todo? Me da en la nariz de que no; de que la violencia que se empieza a generar en los campos y sus aledaños es la de la insatisfacción e impotencia ciudadana contra la miseria que empieza a ser inaguantable entre la ciudadanía y que de momento se manifiesta y encauza en refriegas callejeras entre ultras, actos de sabotaje de partidos e intentos de agresión a directivos y jugadores vistos como sospechosos por los aficionados. La imposibilidad real de ir a por un político, encauza la violencia y la protesta hacia ciudadanos y lugares accesibles. Espero equivocarme pero solo es cuestión de tiempo que tengamos que lamentar una gran desgracia llevada a cabo por un ciudadano o grupo que, impotentes, ven cómo su vida y la de los suyos se hunde en la miseria sin remedio y negándoseles el recurso de la palabra, el derecho de justicia y sufriendo en sus carnes la imbecilidad y mofa de sus gobernantes, organicen un san Quintín sin sentido, allí donde vean la ocasión de dar rienda suelta a su rabia y frustración. Luego, los medios de desinformación dirán lo que quieran pero la realidad será que unos inocentes habrán pagado las iras acumuladas gracias a unos gobernantes ineptos, corruptos y maleducados, herederos del más rancio franquismo.

ESTAFADORES Y LADRONES

ESTAFADORES Y LADRONES

Domingo 240

De todos es sabido que los municipios tienen un agujero que comparado con la nada de Michael Ende, esta es un chiste. El municipio de Mataró no es ajeno a ello. Tiene un agujero enorme, tras haber vendido enormes cantidades de suelo público a empresas privadas de construcción para pagarse los desorbitados sueldos y la sobreabundancia de cargos políticos y de confianza. En cierta ocasión, un amigo me comentó, en tono de sorna, que la democracia era mucho más cara que la dictadura. “Con Franco, los cargos no cobraban o lo hacían simbólicamente, esto propiciaba el soborno. Con la democracia, cobra el cargo, el hombre de confianza, y no poco, y hay que seguir sobornándoles (en plan fino es hacerles algún regalito, nada, mindundeces como un cargo de asesor sobre las crías de foca en la torre Eiffel con sueldazo de por vida)”.

Vuelvo al caso. Los sociatas se vendieron lo invendible para financiar obras a bombo y platillo, muchas sin pies ni cabeza, asesorados por quien haya reducido todas las poblaciones de la costa a un clon. La mala gestión de la que, como viene siendo habitual en este país, nadie se hace responsable y en la que ningún partido quiere entrar a fondo, ¿por qué debe de ser?, ha creado un agujero, con el que se han encontrado sus primos hermanos, los Convergentes. Sí, primos hermanos. Esto de los partidos políticos me recuerda a aquella película: El señor de Ballantry, en la que había una rebelión contra la corona y los dos hijos del señor feudal, en consejo familiar, toman partido, cada uno por una causa, para salvaguardar el patrimonio familiar, así se aseguran el mandato, gane quien gane.

Vuelvo al caso. Los convergiatas i unionatas se encontraron un agujero, del que estoy seguro que ya sabían, y del que estoy seguro de que son corresponsables, y tras montar el paripé, en contubernios oscuros deciden subsanar parte de la fiesta con: RECORTES EN EDUCACIÓN. Premio para el caballero, y no digo lo de piruleta para el niño para que no me acusen de pederasta. Por arte de magia, donde había de emplazarse un nuevo centro educativo se quiere construir un Parking, a mayor gloria y beneficio de una de las empresas que ha contribuido al agujero. (Lo de la empresa no es información contrastada, es una suposición.) Y puestos en el terreno de las suposiciones, voy a suponer más: ¿tendrán la vergüenza de usar la argucia legal de cambiar el nombre a la empresa o ni eso, van a ir a saco, con dos cojones, demostrando quien manda y proporcionándonos otra dosis de realismo político a los habitantes de Nottingham? (No, que era Mataró)

Ciudadanos, os contaré un secreto: “La corrupción implícita en el agujero económico ha sido debida a la mala influencia estatal. La independencia lo arreglará todo. Nuestra felicidad será proporcional a la nacionalidad del corrupto.”

Bueno, voy “pa” la calle. A ver si puedo ser útil de alguna manera a la asociación de vecinos. Os seguiré informando.

La Legalidad

LA LEGALIDAD

Copia de Excursión Nîmes 010

 Entré en la biblioteca pública. Mi profesor me había impuesto un trabajo de investigación. Yo hubiese querido hacerlo sobre el toreo pero, en aquellos tiempos, su práctica había caído en desgracia y estaba muy mal mirado todo lo relacionado con la brutalidad de la tauromaquia. Cuando se redujo el número de ganaderías y el denigrante espectáculo de muerte, sangre y tortura volvió a dar dividendos, se produjo una recuperación milagrosa de esta antigua arte y volvió a la palestra de la actualidad haciendo las delicias de los paladares más exquisitos.

Pero como ya he dicho, en aquel entonces no estaba el horno para bollos y hube de aceptar un trabajo sobre las instituciones que tenían como objetivo la perpetuación de los sistemas de gobierno en las diferentes culturas. El tema, a mis dieciocho añitos recién cumplidos, no me interesaba en absoluto. Pero donde hay patrón no manda marinero.

En tiempos pretéritos habría hecho un precioso viaje de campo tras haber reunido información suficiente. Pero los recortes en educación no nos permitían ir más allá de los servicios de la vieja biblioteca, y gracias. Los trabajos de campo quedaban reservados para los estudiantes con posibles o para los que pasaban la fina línea entre estudiante y profesor. La vieja institución griega seguía vigente pero sumergida, como buena parte de la economía.

Como todo estudiante bien adiestrado busqué la información entre las vicisitudes de los gobiernos y sociedades de nuestro pasado. Empecé la consulta de viejos, ajados y polvorientos tochos olvidados en los fondos de la biblioteca y que una vez cada lustro veían la luz entre las manos de estudiantes tan desganados como yo.

Al abrir uno de ellos, la nube tóxica de elementos que formaban aquella patina de polvo hizo estornudar repetidamente al lector que estaba a mi lado. Este me miró y me preguntó por la naturaleza de mi trabajo. Se la expliqué y me dijo que me ayudaría, no por simpatía hacia mí, sinó por no ver agravados los síntomas de su alergia.

Lo primero que hizo fue obligarme a dejar aquellos volúmenes siniestros y obligarme a leer el periódico del día. En este venía una noticia de un pueblo que tras un año de democracia pedía una vuelta a la dictadura de la que había salido. Cuando terminé la lectura me dio una serie de fechas y me dijo que pidiese los periódicos de las fechas que me había dado.

Así lo hice. Eran fechas de veinte años, cuarenta años, sesenta y cinco años y noventa y un años atrás. La única condición era que consultase los ejemplares a una distancia prudencial de su presencia. Así lo hice y me sorprendí leyendo la misma noticia. El país, un territorio situado por el centro de Europa, pedía la vuelta a la dictadura tras disfrutar de un año de democracia. En uno de ellos, aclaraban que era una figura institucional el restablecimiento de la democracia a la muerte del dictador de turno.

Tras leer los periódicos y anotar cuidadosamente toda la información volví con mi improvisado tutor de trabajo. Leyó mis notas y me dio una referencia bibliográfica. Fui a pedir el libro. Este era una serie de entrevistas con diversos políticos, próceres y ciudadanos de a pie del país. Incluso había conseguido hablar con un secretario del vicesecretario de uno de los dictadores. Como era tarde, decidí sacarlo en préstamo, a lo que mi tutor se opuso.

-Déjalo,-me dijo-. Ya lo consultarás mañana. Nadie se interesa por este libro.

Agradecí el consejo de mi tutor, ya que andaba flojo de bolsillo y no me iba demasiado bien pagar el euro reglamentario por préstamo que había instaurado el gobierno como forma de ayudar a paliar el déficit cultural. Así que devolví el libro con la esperanza de encontrarlo al día siguiente.

Mi tutor tenía razón. El libro no había sido pedido por ningún usuario. Lo tomé y procedí a su lectura para sacar información en torno a este pequeño país. Tras varias páginas, el entrevistador llegaba a la conclusión de que los poderes de aquel país habían encontrado una buena solución en la institución denominada “interdictatoriado” para perpetuarse en el poder a petición ciudadana.

El secreto era hacer que la democracia costase el triple al bolsillo del ciudadano sin aumentar el poder adquisitivo de este. Al año de democracia, el ciudadano de a pie, ahogado económicamente exigía la vuelta incondicional a la dictadura y a la pérdida de sus libertades. El dictador y sus colaboradores se erigían como voluntarios para salvar al país, sin sueldo. Naturalmente, para subsistir aceptaban toda suerte de parabienes y corruptelas. A la muerte del dictador, los ciudadanos, cansados de la corrupción y de la falta de libertades, exigían la democracia. Los herederos del dictador concedían la democracia a la ciudadanía. Se presentaban políticos profesionales que cobraban un buen sueldo por sus funciones. Estos delegaban en consejeros que cobraban un buen sueldo por sus funciones y además, aceptaban toda suerte de sobornos y corruptelas, con lo que ahogaban económicamente al ciudadano que se lanzaba a la calle a exigir la vuelta a las mieles de la corrupta, fraudulenta pero barata dictadura.

Aún estoy pagando las consecuencias psicológicas de aquel trabajo de investigación.

Josep García