DESPEDIDA

DESPEDIDA

 Ceremonia del te 237

Me despido de ustedes por una temporada. Exactamente no sé por cuanto tiempo. El motivo es mi inminente ingreso en prisión. Hoy he decidido ir a la comisaría más cercana para entregarme y confesar mis delitos: Estafa al estado, suplantación de identidad y permanencia ilícita en el territorio sin regularizar los papeles. Exactamente no sé cuánto me caerá, por lo que no puedo dar una fecha de vuelta. En mi descargo, arguyo ignorancia, aunque sé que esta no exime del delito.  Me di cuenta de mi delito al leer el siguiente texto en la constitución española:

“Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

Me he dado cuenta de que no soy español y mi conciencia no me permite seguir en libertad sin poner en conocimiento del estado mi delito. Espero que no me consideren un espía, pues se me podría aplicar la ley marcial, más dura que la civil, sobre todo con los espías. A menos que haya una reforma constitucional, veo mi futuro entre rejas. Muchas gracias por leer mi blog.