X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO

X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO

 descarga

Hace unos días, se estrenó la última película, hasta la fecha, de los X-men, o como se les denominó en su momento, en el cómic, los hijos del átomo. Cuando Stan Lee los creó, no tuvieron demasiado éxito, a pesar de que la idea era buena. En el mundo de los super-heroes ya había una famila (los cuatro fantásticos), un grupo de coleguitas que iban y venían (los vengadores) y Lee puso en el mercado el grupito escolar (X-men), un buen abanico para satisfacer sensibilidades diferentes. Además, con esta idea de la era atómica y sus consecuencias, el equipo creativo podía poner a cualquier individuo con cualquier super poder, sin tener que explicar la adquisición de este, de ahí lo de hijos del átomo, todos venían del mismo sitio.

Ya en los cómics, se dejaba intuir ese momento en que se luchaba por los derechos civiles. En la Marvel siempre ha sido así. Se podría seguir la historia de la sociedad USA y, a grandes rasgos, la evolución de la política internacional, a través de sus cómics. Precisamente, esa identificación con la lucha por los derechos civiles, ha sido uno de los motivos por los que la serie de los X-men, cobró cierto aire de cómic de culto y empezó a tener éxito y a situarse entre los cómics mejor valorados y con un buen número de adeptos.

Los films rodados, empezando por el primero de Bryan Singer, han jugado esta baza de los cómics y la han jugado bien, estableciendo una comparación entre las políticas nazis de idenificación, control y hacinamiento de determinados grupos étnicos o ideológicos con políticas ¿ficticias? USA hacia los mutantes. No, no es que crea que la ficción mutante sea una realidad, pero algunas de las políticas que se quieren imponer, sobre todo desde las compañías de seguros o las empresas de salud, recuerdan vagamente esas leyes que quiere imponer la administración USA, en el mundo de la ficción mutante. La realidad y la ficción, son vasos comunicantes, y cuando hay detrás de estas producciones, personas con sensibilidad e inteligencia, como es el caso del director Bryan Singer, ello se hace muy visible y presente, y salen productos culturales interesantes que siembran un espacio para le reflexión y el debate, y alertan, desde la poesía de la narrativa visual, a la sociedad.

Como no voy a desvelar nada de la trama y del argumento, pues me molestan los comentarios que lo hacen, diré que he seguido en varios foros, debates en torno a este film. Cometarios muy entusiastas, enfrentados a comentarios más despectivos, muchos de ellos, muy buen argumentados. Yo no pienso argumentar nada, pues la conclusión que saco de todo lo que se pueda comentar de algo tan subjetivo como una obra artística, es que a argumentos similares, con planteamientos similares, virtudes y errores similares en la trama, guión y producción, alabamos o despreciamos la obra, según nos haya tocado la fibra o no. Lo que en un film es un guión inconsistente, en otro film es una elipsis. Aquello que en una película es una incoherencia, en otra es una broma del genio que la dirige. Lo que en un film es un personaje desdibujado, en otro es una pincelada genial y un trabajo actoral minimalista. Y podría seguir. Yo solo diré, que me ha gustado y que la recomiendo, y que se disfruta, tanto si se conocen los films precedentes como si no. Para los puristas, puristas del cómic, diré que no sigue a este con toda la fidelidad que sería de desear por parte de estos, pero aún así, creo que puede satisfacer sus paladares. Disfrutad del universo mutante y de su lectura política y social.

SUPERMAN

SUPERMAN

Superman

Hoy me apetece hablar de la estupenda edición recopilación que ha salido de Superman en Bd. ¿Por qué creo que es importante esta recopilación para un cinéfilo? Porque han editado las dos versiones del Superman de Richard Donner, tanto la que se estrenó en el cine, como el montaje del director, que en este caso, creo que gana con respecto a la versión corta y más comercial que se estrenó en su día. Otra razón: es sabido que el Superman I y II fueron rodados a la vez, formando parte de un mismo proyecto cinematográfico, algo que había pasado con anterioridad: “Los tres mosqueteros” y “Los cuatro mosqueteros” de Richard Lester, y adelantándose en unos años a Peter Jackson y su versión de “El Señor de los Anillos.” Bien, pues las discrepancias con el estudio, condujeron a que Richard Lester se hiciese cargo de rehacer Superman II, versión que se estrenó en los cines, alterando considerablemente la propuesta de Richard Donner; en esta edición se recupera la propuesta de Richard Donner para que el público pueda comparar. Yo os diré que prefiero el montaje del director y la propuesta de Donner para la segunda parte, aunque la versión de Lester no me parece mala.

Para terminar, tenemos la oportunidad de disfrutar de Superman III, una gamberrada de Lester, dentro de su tónica habitual, film estimable y de Superman IV, la peor de todas, visto con la perspectiva que da el tiempo. Es la peor de las cuatro que protagonizó el desparecido Christopher Reeve, pero me ha parecido un producto simpático y digno, que aguanta mejor el paso del tiempo que otros productos más recientes. Finalmente, en la edición se incluye el “Superman Returns”, de Bryan Singer, que no deja de ser un remake del Superman de Donner, una auténtica confesión de amor a un tipo de hacer cine y a una película que marcó una época en lo que a efectos especiales se refiere.

Tengo que decir, para ojos no acostumbrados, que los efectos especiales, que cantan, hay que ponerlos en su contexto, y apreciar el enorme esfuerzo que hicieron los cineastas en su día para que todo fuese creíble. Si somos incapaces de hacer ese ejercicio de contextualización, las películas nos van a defraudar, en ese apartado. Es evidente que sus efectos han sido superados, pero su propuesta y la forma de narrar una historia de superhéroes y buscar la complicidad del espectador son de manual de escuela, sobre todo en los dos primeros films.

Destacar la versión cristológica que da Mario Puzo, el guionista de la I y II, y de la que no se ha librado ninguna de las versiones del súper héroe, ni siquiera la versión televisiva para quinceañeros: “Smalville”. Algo que no tengo claro que estuviese en la mente de sus creadores, a pesar de sus raíces culturales y religiosas.

Una edición muy recomendable y, sin ánimo de hacer propaganda, más si la compráis en Amazon, pues sale a mitad de precio que la edición que se vende en España, siendo exactamente la misma edición. Misterios dignos de cuarto milenio.

CADÁVERES EXQUISITOS

CADÁVERES EXQUISITOS

 cadáveres exauisitos

Hace unos días, publiqué en Amazon Cadáveres Exquisitos. No diré lo de mi nueva novela, pues tiene casi cuatro años, en los que he ido revisándola y corrigiéndola, haciéndola más sencilla e inteligible.

De entrada diré que no es un escrito que brille por su originalidad, no lo buscaba. Si en algún momento puede parecerlo se debe a una deficiencia de estilo, no a un acierto, pues no buscaba  eso, originalidad. ¿Qué buscaba? Divertirme haciendo un ejercicio de estilo e imitación de algunos grandes del cómic: Stan Lee, Frank Miller y tantos otros. Buscaba imitar esa forma de narrar grandilocuente, y digo imitar, no parodiar; si me ha salido algo paródico, también es un error. Buscaba lugares comunes en este tipo de historias, clichés manidos, bizarros, todo al servicio del aprendizaje, de intentar no ser yo, eso no lo he conseguido, afloran temas recurrentes; buscaba hacer una historia de buenos y malos, sencilla, con personajes directamente copiados de cien mil historias leídas y vistas. No solo he homenajeado al cómic, por las páginas se ha colado la novela negra, el mundo Bond en su versión más naïf, sin las complejidades de las novelas de Fleming, malos de manual y un largo etcétera de tópicos, con lo que he disfrutado y fantaseado con la posibilidad de que el mismísimo Stan Lee, en una improbable lectura, tuviese dudas de si había penetrado en su mente y le había robado ideas y frases.

Y esto es cadáveres exquisitos, obra de la que encontrareis fragmentos dispersos a lo largo de este blogg.  Espero que os guste y disfrutéis al leerla, tanto como yo disfruté al escribirla.

A continuación el enlace:

http://www.amazon.es/Cad%C3%A1veres-Exquisitos-Josep-Garc%C3%ADa-ebook/dp/B00HJQ1LVU/ref=sr_1_5?s=books&ie=UTF8&qid=1388250767&sr=1-5&keywords=cadaveres+exquisitos

EL DIBUJANTE DE COMICS

EL DIBUJANTE DE CÓMICS

Piedra buena 047

Ulises siempre se tomaba un café con leche y una ensaimada en el bar de Israel. Israel siempre ponía la televisión desde primera hora de la mañana arguyendo que ello ayudaba a superar la soledad de los clientes. El bar era un antro cutre a dónde acudía toda la gente que pasaba por la ciudad. Ulises se encontraba cómodo en ese ambiente de paso, tal vez porque su vida había transcurrido como la de un nómada, siempre en danza, teniendo que adaptarse a nuevos lugares y situaciones. El único lugar que le era familiar desde hacía un tiempo estaba allí, en dónde él se tomaba cada mañana su café con leche y su ensaimada.

Fragmento del cuento «El dibujante de cómics» de Josep García