EL VIAJE DE PAU, DE BENJAMÍN RECACHA GARCÍA

El VIAJE DE PAU, de Benjamín Recacha

portada_viaje_pau_blog

Se me hace difícil hablar de obras. ¿Cómo hacerlo sin destripar argumentos? (Spoilers se dice hoy en día). Antes de hablar de la obra hablaré de mí. Me cuesta horrores leer o ver películas (de ficción o documentales) sobre la guerra civil. Sé que debo hacerlo pero lo trato de aplazar hasta el final. La razón es que me pongo muy nervioso y me altero demasiado ante los atropellos que aún se siguen cometiendo en este país con el beneplácito de las autoridades en torno a las víctimas de la violencia fascista y a las personas que tratan de recuperar la memoria y llamar a las cosas por su nombre. ¿Cuándo se reconocerá oficialmente el genocidio y se devolverá a la sociedad lo que le fue arrebatado? No hablo solo de dignidad, lo hago de bienes materiales: propiedades inmobiliarias costeadas con el dinero de los trabajadores sindicados, que fueron expropiadas (más o menos como lo está siendo nuestra seguridad social actualmente), salarios no pagados a todos los esclavos que utilizaron las empresas afines del régimen… y un largo etcétera, que complica el reconocimiento, por parte de la administración postfranquista (me niego a llamar de otra manera a los herederos del régimen criminal) de los asesinatos sistemáticos, expropiaciones sistemáticas y tantas ilegalidades sistemáticas, algunas muy recientes, como la de liberar a los responsables de la acción de la justicia. Porque todos sabemos que el reconocimiento de los crímenes y el genocidio tiene implicaciones económicas importantes, cosa que las grandes fortunas que hicieron su agosto a la sombra del carnicero de Galicia no están dispuestas a asumir.

Tras esta introducción, en dónde muestro mi nula inteligencia emocional, vamos a hablar de “El viaje de Pau”. No es nuevo, pero poco dice en favor del panorama editorial de este país, extensivo a tantos otros en el campo de la cultura, que dejen de pasar obras como esta sin asumir riesgos de edición. La novela está muy bien y te hace disfrutar, que es lo mínimo que le podemos exigir a una obra de arte. Si además de hacerte disfrutar, la obra tiene varios niveles de lectura, como es el caso, en las que el lector se sumerge hasta donde le dé su compromiso, su cultura o sus vivencias, genial. Por los diversos niveles de lectura y por las peripecias de Pau y sus descubrimientos, no sé si el título es adecuado: “¿El viaje?” Tendría que ser Los viajes, ya que Pau, no sé si denominarlo protagonista, se embarca o le embarcan en diversos viajes, al menos es como yo lo entiendo. ¿Cuál de ellos es más importante? Existe un perfecto equilibrio ente todas las historias que se dan cita en el libro. Todas las historias son interesantes, ninguna es baladí: Divertidas, sensuales, trágicas, dramáticas, emotivas… ninguna deja indiferente y entre todas componen ese lienzo que transcurre entre varios escenarios y saltos temporales.

Una de las cosas que más me gusta de la obra es que no carga las tintas. Es mesurada. No presenta curas pederastas y fanáticos de la fe, por poner un ejemplo. Presenta seres humanos, cosa que es muy difícil cuando se trata el tema de la guerra y la represión, incluso en las obras sobre guerras y represiones ficticias, incluso a los personajes más “despreciables” les da un trato justo. Sí, en una novela positiva, sobre la bondad humana, el espíritu de superación y la búsqueda de la felicidad individual y social, hay personajes despreciables.

Evidentemente que diría mucho más sobre la novela pero sería destriparla, y eso queda para los clubs de lectura, en donde participe gente que se la haya leído con mucha atención y cariño y tenga ganas de desgranar hasta la última coma. Yo, ahora mismo, solo soy un lector que ha hecho una buena elección, de la que no me arrepiento, y deseo ponerlo en conocimiento de otros lectores. Leedla, os la aconsejo.

Por mi parte, solo interpelar al autor para que se anime a destripar su obra en un foro de lectores virtual o en vivo y en directo. Espero la siguiente novela y que los editores sean receptivos y actúen como lo que yo creo debe de ser un editor.

En el siguiente enlace podéis encontrar la novela.

http://www.amazon.es/El-viaje-de-Pau-ebook/dp/B00DGYPQWE/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1380274949&sr=8-1&keywords=El+viaje+de+Pau

LA DIADA. REFLEXIONES

LA DIADA. REFLEXIONES

 diada 109

He preferido que transcurriesen unos días antes de reflejar mi opinión sobre la cadena humana que se convocó en la Diada Nacional de Catalunya, a favor de un referéndum sobre la independencia de Catalunya. No quería que algunas de las tonterías oídas de boca de ciertas personas enturbiasen mi discurso. A lo dicho tengo que añadir que también ha contribuido a mi silencio, la agresión llevada a cabo en Madrid por parte de un grupo, perteneciente a una organización de carácter totalitario y bien organizada, a cara descubierta. Como hoy no quiero hablar de este hecho, solo diré que los nazis, por los que nadie daba un duro, empezaron así.

No voy a hablar sobre independencia sí o no. Estoy seguro de que Catalunya puede ser perfectamente independiente y de que ello no provocaría ningún cataclismo económico en Catalunya ni en el estado español, a menos que los traficantes de armas pusiesen los ojos sobre nuestro territorio para organizar un conflicto localizado, como ha sucedido en otros países de Europa no hace tanto. Por lo demás, las vidas de los ciudadanos continuarían igual, sin grandes cambios, unos, los independentistas, más felices aunque siguiesen sufriendo en sus carnes la corrupción de sus políticos; no confío en un proyecto independentista guiado por políticos, lo siento. Yo solo seré feliz si está liderado por ciudadanos. Otros, sufrirán cierto resquemor, según lo identificados que estén con la idea de España, producto de la honrilla de haber perdido un territorio. Nada que no cure el tiempo, la cultura, la educación y la necesidad de convivir.

Quiero hablar de la biblia, perdón, la constitución. El hecho de haber de recurrir a la constitución como argumento, me recuerda tanto a los tiempos en que la clase dominante se refugiaba en la palabra de dios como único argumento, sostenido, eso sí por la fuerza de las armas y la tortura. Refugiarse en la constitución, un texto que ya nació anquilosado, deforme, injusto, producto del miedo es retratarse. Refugiarse en la constitución, un texto farragoso, sin pasión, excesivamente legalista es querer mantener, contra viento y marea, cualquier avance en materia de derechos humanos, derechos civiles, derechos políticos. Refugiarse en la constitución, un texto hilvanado por la resistencia postfranquista, es querer seguir manteniendo el control de la población y de las ideas, cueste lo que cueste. Ampararse en la constitución, un texto protegido para que cualquier modificación sea una odisea kafkiana, es querer seguir manteniendo el país encorsetado en el oscurantismo, con un problema y es que las costuras del traje no aguantan.

Las costuras del traje no aguantan por mucho que se empeñe la clase dominante en privarnos de una educación de calidad; en dinamitar los servicios públicos, eso sí que es terrorismo, y de estado, por el que habrían de rendir cuentas ante un tribunal internacional; en poner trabas económicas al acceso a la cultura; en embrutecer a la población con reformas sin sentido e ineficaces, que ponen a los más desfavorecidos a los pies de sus señores: el gran capital. Las costuras revientan y no pueden impedir que pensemos, nos informemos y nos unamos para pedir las libertades y los derechos que nos niegan con la constitución en la mano. Cuando un texto solo sirve para oprimir, en todos los sentidos, y cuando sus sumos sacerdotes aplican las leyes arbitrariamente y sin sentido, anquilosando el aparato legislativo, la desobediencia civil, la lucha por las libertades ciudadanas y la búsqueda de nuevos horizontes políticos y legales es una necesidad vital. Esta es mi pequeña reflexión sobre la acción cívica que propuso la Asamblea Nacional Constituyente para la Diada Nacional de Catalunya.

Josep García

Curs-Taller de Muntatge d’events

CURS TALLER DE MUNTATGE D’EVENTS

  taller 001

A Dimas, continuem amb el curs de muntatge d’events, del qual podeu veure unes fotos. Aviat, els alumnes faran una pràctica fent el muntatge d’un concurs en una població del Vallés.

Aquí els podeu veure preparant una pantalla i comprovant l’equip de llums i aprenent el seu funcionament.

taller 003

Part del treball consisteix en explicar als companys el que han aprés. En la fotografia, uns alumnes expliquen el funcionamnet de la Taula de Llums a una companya que pren nota per fer un manual d’instruccions.

taller 021

En la propera pràctica, els companys hauran de guiar-se per les notes preses per la seva companya.

taller 020

 Un cafetó, que no tot ha de ser estudiar.

taller 024