HARRY POTTER. Parte 1

HARRY POTTER. Parte 1

Potter

Hablemos de los films de Harry Potter, basados en los libros de J K Rowling. Voy a hablar como de un todo, aunque cada película es diferente, con sus valores y defectos, pues al fin y al cabo se trata de una saga, un conjunto cinematográfico en donde cada película adquiere todo su sentido cuando es contemplada con respecto a las otras. Es evidente que no voy a poder evitar, y no quiero, una valoración individual de cada film.

Cuando hablamos de Harry Potter lo hacemos de una de las franquicias más rentables de los últimos años, no solo a nivel literario, con los beneficios que ello comporta a nivel cultural y social, también en lo que respecta a videojuegos, merchandising de todo tipo y por supuesto cinematográficamente hablando. Al hablar de la saga cinematográfica, a pesar de los muchos errores que pueda haber, entre ellos el de las cualidades interpretativas de algunos de sus jóvenes protagonistas, he de hacerlo con respeto pues desde el momento en que se decidió trasladar la obra literaria a la gran pantalla, el respeto por el público ha sido una de las señas de identidad de esta pulcra producción britanicoestadounidense.

Una de las grandes diferencias con respecto a otras producciones de estas características es la férrea supervisión por parte de la escritora. Por norma general, los escritores venden los derechos y rezan porque el producto sea digno, no suelen estar, excepto en contadas excepciones, sobre la producción, y directores y productores así lo desean, pues de esta manera tienen mayor libertad para tomar decisiones y cambiar aquello que creen que no funcionará en pantalla o que funcionará mejor. En el caso de Harry Potter, la comunicación con Rowling ha sido constante, se le habían de consultar muchas cosas y esta tenía bastante poder a la hora de tomar decisiones. En la elección de determinados actores para encarnar a algunos de los personajes ella tuvo mucho que ver, así como en la nacionalidad de la mayoría de estos. Esta relación escritora-cineastas ha tenido sus aspectos positivos y sus aspectos negativos. Justo es reconocer que ni yo mismo sabría decir con absoluta certeza, esto fue un acierto y esto un error, incluso en algunos aspectos no sabría si el acierto error se debe a Rowling o al dinero invertido en las producciones para tomar las decisiones.

Pongamos como ejemplo las dos primeras películas: La Piedra Filosofal y La cámara secreta, ambas de Chris Columbus (buena elección como director), las dos películas más fieles a sus homónimos literarios, pues siguen las novelas al pie de la letra con la eliminación de algún personaje y algunos pasajes. Ambas me parecen buenos trabajos, casi de manual, bien realizadas, bien ambientadas, con una banda sonora muy sugerente, una fotografía atractiva, con algunas transiciones brillantes, bien montadas y con gran cuidado en las carencias actorales. Aún así, las considero excesivamente largas para el público infantil. Creo que ese es su principal defecto. Si ello se debió a que Rowling quiso meter todo el material posible, o  a que el estudio decidió que con lo que se había gastado debía de dar un espectáculo de algo más de dos horas y media lo desconozco pero considero un error hacer algo que exceda de la hora y media para el público infantil, incluso para el adulto. De hecho esta política económica de las grandes compañías en torno a una duración estándar para todo tipo de película solo consigue que films que podrían ser geniales con hora y poco más, se conviertan en auténticos bodriazos por querer estirarlos como el chicle. No es el caso de las películas de Harry Potter, pues las considero deliciosas. De hecho, aquí sí que creo que tendrían que haber tomado una decisión valiente y haber dividió ambos films en dos partes, en lugar de haberlo hecho con la última, Las Reliquias de la Muerte, por motivos más económicos que artísticos. Se puede argumentar que tanto La Piedra Filosofal como La cámara secreta están repletas de fallos de continuidad y racords. Sí, ¿Y qué obra cinematográfica no lo está? A pesar de todos sus fallos, me parecen buenos films y de lo mejor de la saga, los que pusieron las bases estéticas y visuales, los clichés que cinematográficamente funcionan tan bien, y que sirven para que el espectador se sienta cómplice y se identifique con la saga, esos típicos momentos que todo el mundo espera en Bond o en los films de Hitckock. Algunos se respetaron film tras film, otros, creo que desafortunadamente, desaparecieron.

EL DÍA DE DESCANSO

EL DÍA DE DESCANSO

Hoy toca publicidad. Estoy subiendo algunos escritos para que puedan ser disfrutados por personas con problemas de visión, es por eso que los leo y los publico en youtube. Aunque no tengáis probelmas oculares, podéis disfrutar de la lectura mientras circuláis por la red. Buen domingo.

Aquí los enlaces para la edición impresa:

Amazon.com:

http://www.amazon.com/Cuentos-Brutos-Spanish-Garc%C3%ADa-Fern%C3%A1ndez/dp/1505244544/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1423309827&sr=8-2&keywords=Cuentos+brutos

Amazon.es:

http://www.amazon.es/Cuentos-Brutos-Josep-Garc%C3%ADa-Fern%C3%A1ndez/dp/1505244544/ref=sr_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1417607035&sr=1-2&keywords=Cuentos+brutos

ENTREVISTA A FRANCISCO JAVIER TOSTADO

ENTREVISTA A FRANCISCO JAVIER TOSTADO

fj

Aquí os dejo con la entrevista que le realicé a Francisco Javier Tostado y que apareció en el número 5 de Salto al reverso, revista que podéis bajaros en los siguientes enlaces:

Un abrazo y Feliz año

Francisco Javier Tostado, barcelonauta, habitante de Barcelona. Estudió Medicina y actualmente cursa Geografía e Historia, sus dos pasiones. Ambas son aunadas en su blog, franciscojaviertostado.com. En él, además de tratar curiosidades y anécdotas históricas, habla de medicina, casi siempre en relación con algún personaje histórico o suceso colectivo registrado. No tiene fronteras, tan pronto habla sobre el primer homínido, como de un suceso de la historia reciente. También le gusta analizar obras de arte desde un punto de vista puramente médico, ofreciendo datos sobre la época, el instrumental utilizado, el tipo de alimentación, posibles enfermedades. Realmente es un blog muy interesante que recomiendo que visitéis.

Al igual que en el blog, sus dos novelas, Lucius Classius, el médico esclavo y El escrito de Dios, aúnan sus dos pasiones: medicina e historia. Pero para que tengáis una visión más clara de Francisco Javier, os dejo con sus palabras, de la entrevista que amablemente me concedió.

Tan solo añadir, que hablar con Francisco Javier es un placer, pues resulta un gran conversador y buen anecdotista, una persona próxima, de voz tranquila y pausada, capaz de detener el tiempo para disfrute de los contertulios.

 

¿De dónde viene tu pasión por la historia?

 

Podríamos decir que se originó ya en mi época de estudiante, en el colegio, y como muchos otros niños, siempre me imaginaba estar entre las pirámides o en el Coliseum (itálicas), conviviendo con los egipcios, luchando con los romanos o en la corte de algún gran rey del medievo. Con los años, lejos de aburrirme con los datos históricos y las incontables fechas, me planteaba otras cuestiones como el descubrir por qué ocurrieron los hechos, por qué la gente hizo lo que hizo en aquellos tiempos, y más recientemente me cuestioné las relaciones entre ese pasado y el presente que nos ha tocado vivir. Un día me desperté y pensé: «¿por qué no empezar a estudiarla en más profundidad?». Y así fue como me animé a iniciar su estudio en la facultad.

 

¿Cómo descubriste y te introdujiste en el mundo de los blogs?

 

Hasta hace poco más de dos años lo de los blogs era un mundo totalmente desconocido para mí y fue a raíz de una propuesta de mi editor, Jordi Castelló, al insinuarme que abriera un blog personal, cuando me propuse hablar y compartir la historia además de promocionar mis novelas.


Tienes dos novelas publicadas. En la primera «Lucius Cassius, el médico esclavo», ¿la temática es casual?, ¿la tenías en mente?, ¿forma parte de algún trabajo en torno a la práctica médica?

 

¿Casual? no, ¡ja, ja, ja!. Escribirla me permitió juntar mis dos pasiones, la historia y la medicina. Lo hice de manera repentina y espontánea, sin premeditación alguna. Me sirvió para materializar una necesidad concreta de mi vida siendo mi principal objetivo el de novelar la historia más que escribir una novela. Sin tener experiencia previa como escritor me levanté un día, me senté en mi despacho y comencé a escribir en ese folio en blanco que tenía delante. Esto fue «letal». Ya no pude parar.

«Lucius Cassius, el médico esclavo» pretende explicar la medicina que se practicaba en el siglo I a. C. a través de un médico griego. Su vida le lleva a recorrer medio mundo, desde Asia Menor hasta Hispania, una aventura que le llevará a curar hasta al mismísimo Augusto además de conocer a los temidos pueblos del Norte de Hispania, astures y cántabros, protagonistas de uno de los episodios más crueles y en ocasiones olvidado por la historia. A través de sus ojos, muestro una sociedad romana que sigue teniendo gran influencia en nuestros días, y es que como dicen: «la importancia de la historia no radica en el hecho de explicar hechos pasados sino en que nos ayuda a entender los actuales».


En ese contexto, ¿los médicos eran esclavos o profesionales liberales?

En aquellos tiempos, la medicina que ejercían los romanos era la que practicaban los griegos desde los tiempos de Hipócrates. Los médicos eran los esclavos de las ricas familias, en su mayoría griegos. Podemos sorprendernos de la medicina de entonces. Los romanos construyeron los primeros hospitales (valetudinarium) militares, sus acueductos aportaron ese agua tan necesaria a las ciudades y construyeron desagües y cloacas que evitaron muchas de la temidas epidemias que diezmaban las poblaciones. Pero además, existían pequeños talleres donde otros habilidosos esclavos construían instrumental quirúrgico que en algunos casos se asemejan sorprendentemente a los de la actualidad. Así pues se atrevieron a realizar operaciones de cataratas, amputaciones, sondajes…

 

Tu segunda novela «El Escrito de Dios», ¿forma parte de una moda? ¿te atrae el misterio y la controversia que rodea a determinadas figuras religiosas?

 

No, no, nada de eso. Es en cierto modo una continuación de la primera novela. Trata también la medicina, aunque no en tanta profundidad, y está escrita con el mismo rigor histórico. En ella el lector se traslada a los tiempos de Jesús en la provincia de Judea, pasando por las ciudades de Bolonia y Aviñón del siglo XIV y llegando hasta nuestra época.  Me planteé una cuestión: «¿sabía escribir Jesús? Y, si así era, ¿pudo dejar algún escrito de su mano?». Este es el punto de partida, pero a medida que transcurren los capítulos otros interrogantes van apareciendo. Interrogantes que será el lector el que decida con qué respuesta se queda.

 

¿Eres hombre de fe?

 

La Fe puede interpretarse de muchas maneras. Sin duda tengo fe en la esperanza, como forma de ayudar a las personas, y sin duda creo que Jesús existió (existen múltiples pruebas de su existencia como personaje histórico).

Dos novelas. ¿Para cuándo una tercera? ¿Sobre qué temática?

 

En estos momentos no me planteo escribir una tercera novela, al menos a corto plazo. En la actualidad me he volcado a mantener vivo mi blog de «Historia, medicina y otras artes…» y el ritmo de tres publicaciones semanales no me deja mucho tiempo libre.

 

¿Cómo conjugas ser médico y escritor?

 

En una ocasión me preguntaron sobre si me consideraba un médico escritor o un escritor médico. No dudé la respuesta. Llevo más de veinte años ejerciendo la medicina y en cambio hace poco que se me ha «despertado» el interés por escribir. No, no me considero escritor, solo alguien a quien le gusta compartir esa historia que tanto apasiona.

 

¿Cuál es la novela que más ha influido en ti?

 

Sin duda, El médico de Noah Gordon y su rigor histórico a la hora de explicar cómo era la sociedad y la medicina en aquellos tiempos.

 

¿Qué opinión te merece un blog colectivo como Salto al reverso considerando tu experiencia como bloguero independiente y como escritor? ¿Algún mensaje que quieras compartir con quienes participamos en blogs colectivos?

 

Es un campo que todavía no conozco en profundidad pero me imagino que al igual que con los blogs individuales algunos serán más serios que otros. En concreto, Salto al reverso, me parece un magnífico lugar para dar a conocer y compartir la cultura en el sentido más amplio de la palabra.

En cuanto a tu segunda pregunta, quizás decir algo que siempre tengo presente: para empezar un gran proyecto, hace falta valentía. Para terminar un gran proyecto, hace falta perseverancia.

Un saludo a todos y gracias por permitir asomarme en este gran espacio.

 

 

DRÁCULA. EL NO MUERTO

DRÁCULA. EL NO MUERTO

portdadracula

Esta novela escrita por Dacre Stoker, al parecer sobrino biznieto de Bram Stoker, en colaboración con Ian Holt, como mínimo tiene la decencia de dejar la novela de Bram Stoker, de la que pretende ser la continuación, como algo independiente per se, mediante una argucia narrativa. Esto dice algo a favor de esta novela-continuación de las peripecias del vampiro.

La novela no es mala, se lee bien, pues está bien escrita, y mantiene el tono de intriga, a pesar de lo predecible de la trama. Como novela es un producto típico de los escritores que estudian una fórmula estándar para producir entretenimiento literario y la aplican a rajatabla, tal como hacen Dan Brown, Ken Follet y tantos productores de Best Sellers. Con este comentario no quiero desmerecer a los autores ni sus producciones literarias. Es un tipo de literatura que, si el escritor es solvente y con buena pluma, solo tiene que aplicar las fórmulas y salen unos textos muy entretenidos y que se devoran con cierta facilidad. Otra cosa es que esos textos provoquen cierto placer literario. Yo, consumidor de este tipo de texto, me divierto con él y de tanto en tanto me gusta este tipo de lecturas pero no busco en ellas, y no lo encuentro, placer estético.

Dicho esto, esto es el Drácula que nos proponen estos señores. Un texto con vocación de Best seller y que bebe directamente, sin embozo ni disimulo, de las últimas tendencias en el terreno de lo vampírico, a nivel literario y fílmico. Fragmentos enteros, más que de la novela originaria, parten de la propuesta de Coppola, y la mitología vampírica recurre a las nuevas tendencias puestas de moda por los textos de Anne Rice y Stephenie Meyer. Dicho esto y sabiéndolo solo me queda recomendaros que la disfrutéis, como yo lo he hecho. El Drácula de Bram Stoker seguirá provocando la admiración de los que se acerquen a ella, a pesar de las reinterpretaciones más adocenadas y confortables de estos tiempos que corren.

PARA AVA. RELATO ERÓTICO

PARA AVA. RELATO ERÓTICONacimiento de venus

Aviso, este relato es para mayores de dieciocho años. Va en serio. Sabéis que soy muy bromista, pero ahora no bromeo. Si algún bloguero/a es menor o se puede sentir ofendido de alguna manera, que no continúe leyendo.

Este relato, ¿erótico?, se lo dedico a Ava Maof, que como muchos sabéis tiene un delicioso blogg

https://avayelsexo.wordpress.com

que os animo a visitar, leer y disfrutar de cada una de sus perlas. El principio de este relato es demostrar a Ava que es imposible que mi rudeza narrativa pueda competir con su exquisitez y la de otros relatos eróticos que disfruto. Todo empezó cuando me quiso animar a escribir «guarradas» para un concurso cuyas bases encontraréis aquí:

http://www.dolcelove.es/bases-del-ii-concurso-relatos-eroticos

Ni mucho menos me atrevo a competir con lo que leo por aquí y mucho menos con Ava.

No, el relato no está escrito para Ava, se lo dedico, y espero que sea condescendiente con la torpeza de este. El relato pertenece a una novela (Caballero y Proxeneta), que tengo en el cajón, que algún día pondré a vuestro alcance. Nada más que decir. En contra de mis principios, la entrada es excesivamente larga, y además con introducción (Uy, como quedo esta palabra como prolegómeno de un relato erótico), pero ha de ser así. Un abrazo a todos, en especial, hoy, a Ava.

FRAGMENTO DE CABALLERO Y PROXENETA

Margarita

«A la mañana siguiente desperté solo en la cama. Pensé que todo había sido un sueño, agradable pero algo decepcionante. Muy real, muy vívido, el olor de un cuerpo femenino, su calor, el roce maravilloso de un pezón, su aliento, su voz, su mirada… un sueño húmedo pero sin pérdidas de flujo. Sólo de pensar en ello el asunto se ponía en pie de guerra. Menudo final para una noche… “trempera matinera” con consuelo manual. Medio adormilado, dejándome arrullar por el placer de mis lascivos recuerdos, sentí abrirse la puerta de la calle. Me sobresalté y medio me incorporé en la cama. Paré mi impulso inicial al quedar sorprendido por el olor de unos churros. Unos pasos y Blanca Azucena quedó encuadrada por el marco de la puerta.
-¿Te excitan los churros?-Al ver mi desconcierto prosiguió,- ¿No estarías pensando en hacerte una pajilla con el recuerdo de mis tetas? Yo preferiría que te contuvieses un poco y guardases ese derroche de energía para después del desayuno. No te molesto más, puedes seguir si ese es tu gusto.
Se apartó de la puerta y fue a la cocina. Oí, como la noche anterior, el trasteo que se traía con los cacharros. Me incorporé y comprobé que estaba en perfecto estado, había dormido bien y no notaba los estragos de la noche anterior. Me puse un pantalón de chándal y me acerqué a la cocina, dónde Blanca Azucena ya calentaba leche. Me apoyé en la jamba y me quedé absorto contemplándola.
-¿Te lo has pensado mejor?
-No hay mucho que pensar… -No sabía qué decir, qué contestar. No estaba seguro de lo que estaba pasando y necesitaba un tiempo muerto para poner en orden mis ideas, de lo que no tenía ninguna gana. Mi razón se había divorciado de mi deseo, y sentía cómo este crecía en mí y no quería hacer ni decir nada inapropiado, no quería meter la pata. Así, que tras tan inteligente frase inacabada me quedé allí, apoyado en el quicio, contemplándola, sin más.
-Parece que estás bien.
-¿Si?
-Que parece que estás bien, ¿no? ¿Te sentó bien la dormida?
-¡Oh!, sí, estupenda…
-Pues puedes ir poniendo la mesa.
-Claro.
Hurgué en un cajón y saqué un mantel limpio, un par de servilletas de tela y puse los churros en un plato, no sin antes preguntar:
-¿Los pongo ya?
-Sí, esto ya está.- Apagó el fuego, removió un poco y cogió un par de tazas. La olor era exquisita. La textura que presentaba al pasar del cazo a las tazas era la de un chocolate cargado, fuerte, cremoso pero sin haber perdido el punto de líquido. Llevé las tazas a la mesa. Blanca Azucena acabó de vaciar el cazo en dónde había elaborado el chocolate, repartiéndolo en diferentes vasos. Luego puso el cazo en remojo. Tomó un par de vasos y una jarra de agua y la llevó a la mesa. Se sentó a mi lado. Tomé un churro y lo mojé en el chocolate. Estaba delicioso. Blanca Azucena me miraba mientras saboreaba el churro envuelto en chocolate.
-Buenísimo.
-¿Los churros o el chocolate?
-Todo. Pero especialmente el chocolate.
-¿No está excesivamente dulce?
-No, me gusta. Tiene un cierto punto amargo que me gusta.
-Me alegro.
Tomé otro churro y repetí la operación. Entonces caí en que ella no había probado el chocolate ni los churros.
-¿No comes?
-Los he traído para ti.
-¿Y para ti?
-No. Son para ti. Quiero ver que te los comes todos.
Cogí otro churro.
-¿Y el chocolate?
-¿Qué le pasa al chocolate?
-No lo has probado. ¿No será también para mí?
-De eso nada. Estoy esperando que se enfríe.
-No sé, no estoy acostumbrado a comer así…
-No te preocupes, no pasa nada.
Y continué comiendo, hasta terminar con la ración de churros. Entonces ella probó su chocolate.
-La temperatura adecuada.
Sonrió y con una mano buscó mi polla. La sacó del pantalón y la metió en la taza. Entonces me la empezó a chupar. No me corrí de puro milagro. Asomó la cabeza y me preguntó:
-¿Tienes sed?- Asentí.- Bebe agua. – Me serví un vaso mientras ella repetía la operación con mi polla. Cuando hubo terminado el chocolate se incorporó de debajo de la mesa y se sirvió un vaso de agua. -¡Exquisita! Pero da tanta sed. Si te portas bien, puede que algún día te deje que juegues así con mi coño. ¿Te gustaría? –Acerté a atragantarme mientras asentía.- ¡Vamos a la cama! Quiero que me metas un viaje con esa verga que tienes a punto de caramelo.
No me hice de rogar, la seguí como un poseso, con un solo objetivo en la cabeza, su entrepierna. Fue abrirse de piernas y encontrarse con mi pene en donde se esperaba para reventar. Fue una suerte que Blanca azucena fuese toda una experta en las lides del sexo.
-No corras tanto; tranquilo, aún no…
Con dulzura sacó mi pene, unió sus labios a los míos y tras un largo jugueteo con la lengua me susurró al oído: “Chúpame los pezones, pero suavemente… muy suavemente.” Deseé tener dos, tres lenguas para saborearlos juntos, al tiempo que recorría su cuerpo. Otro largo beso. “Ahora acaricia mis labios con tu polla… pero no la metas.” Así lo hice, continué saboreando sus pechos mientras mi pene acariciaba su premio. Abandoné sus pechos y recorrí su cuello, sus mejillas, su boca, su oído…” Ahora, métemela ahora… toda… la quiero toda…” Reventé en su interior y en ese momento la vagina de Blanca Azucena tomó mi pene con una fuerza inusitada, salvaje, dionisíaca.»