STAR WARS. ANTES DEL EPISODIO IV.

star

Hace tiempo que vengo dándole vueltas a escribir sobre este film, que me gusta en su justa medida, y no porque me guste. ¿Por qué me interesa escribir sobre esta película en concreto? Por su éxito. Si los artistas (músicos, cineastas, escritores) tuviesen la fórmula del éxito, cada producto que hiciesen tendría éxito y no es así. De hecho, Star Wars (más tarde Episodio IV, Una nueva Esperanza) forma parte de este paradigma del éxito. Es un producto en el que se aplican todas las fórmulas posibles para su éxito: Una historia clásica sobre un héroe al estilo de Moisés, que acepta su llamada para luchar contra el mal, evidentemente con las variaciones pertinentes. Una heroína femenina, en acorde con los nuevos tiempos en que se empezaba a valorar el papel de la mujer. Una historia del pasado, que sucedió hace muchos años (unos de los grandes aciertos de lo que sería la franquicia), en una civilización técnicamente muy avanzada, haciendo aparecer en la pantalla productos tecnológicos que hacen las delicias de los espectadores, (en combinación con clichés fácilmente identificables para que el espectador no se pierda). Una puesta en imágenes elegante, de lujo. Unos actores solventes para arropar a los protagonistas. Una música que es sublime. Unos efectos especiales buenísimos, aunque hoy canten, en su momento fueron de lo mejor. Hay quien dirá que los de 2001 son  mejores y no cantan. Es posible que no canten pero que no son tan arriesgados en su concepción como los de Star Wars.

Pues con todo eso, el producto final es bastante mediocre (y vuelvo a aclarar que el film me gusta, en su justa medida). Y he aquí uno de los grandes misterios que sin saber por qué, llevan al éxito. El film triunfó en todo el mundo, muy por encima de las previsiones de los cineastas que trabajaron en él, digan lo que digan a toro pasado. Muchas de las imágenes no cobraron esplendor hasta que no les añadieron la maravillosa música de John Williams y con el tiempo, el señor Lucas, un perfeccionista de la ostia, no paró de manipular el film para mejorar su aspecto visual, por cierto, que una de las primeras manipulaciones fue hacia el 81, en el reestreno, cuando incluyó lo de Episodio IV. Muchas escenas estaban, en su primera versión, sin pulir, con errores perceptibles en decorado, vestuario, atrezzo… claro que por entonces nadie pensaba que los fans podrían ver el film una y otra vez hasta la saciedad (el vídeo casero no existía y el film estaba pensado para ser visto una vez, dos si gustaba mucho, tres veces si alguien consideraba que era el film de su vida).

Total, que de un producto bastante mediocre, nació todo un universo mitológico moderno (cine, novelas, comics, videojuegos, merchandising…) que no para de generar beneficios y que Disney no ha dudado en comprar para explotar a base de generar nuevas aventuras fílmicas, ya sea con la línea principal de la historia o con líneas secundarias partiendo de algunos de los personajes que gozan de las simpatías del público. La película ha sido analizada por activa y por pasiva, y la fórmula se estudia en Universidades y escuelas de todo el orbe, o tal vez sea mejor decir sus componentes; no sólo esta historia, cualquier producto que consigue el favor del público y con ello el éxito, hay opiniones de todo tipo y aún así, siguiendo los componentes al pie de la letra… el pro qué del éxito sigue siendo, hasta cierto punto, un misterio.

Anuncios

8 thoughts on “STAR WARS. ANTES DEL EPISODIO IV.

  1. franciscojaviertostado 29 febrero, 2016 / 7:28

    Hola Josep,
    siempre me fascinó la visión de futuro y la determinación que tuvo George Lucas en su primera película (recordemos que su padre no daba ni un duro por su futuro laboral en la vida) e imagino que también es digno de estudio en las universidades. Sus películas me gustan aunque sin llegar al extremo de ser un devoto de su serie, y puestos a elegir me quedo con la primera de todas, llámame clásico. 😉
    Un abrazo de Oscar.

    Le gusta a 1 persona

    • salvela 29 febrero, 2016 / 8:15

      Es que es un clásico, y tuvo el mérito de ser la primera. Es un film, que aunque mediocre, merece un reconocimiento en su justa medida, pues sin él no habría habido todo lo que después vino. Como film El Imperio contraataca es muy superior, y tal vez sea el mejor de los seis primeros episodios.O sea, que eso de que segundas partes…. vamos a dejarlo. Y el “remake” realizado por Disney supera con mucho al original, aunque este siempre tendrá el honor de que sin él, no habría habido mitología Star Wars.

      Le gusta a 1 persona

  2. cmacarro 29 febrero, 2016 / 7:35

    Son películas que entretienen. Luego está el frikifenómeno de masas, que es inexplicable.

    Me gusta

    • salvela 29 febrero, 2016 / 8:18

      Cierto. El film cumple su función, no sé si principal, que es entretener. Digo lo de que no sé si principal, pues este tipo de films tiene otras muchas funciones y una de las más importantes, si no la más, es generar beneficio.
      Si, todo frikifenómeno es inexplicable, por más que se estrujen el cerebro en estudios de mercado, y por más que en muchos puntos, aciertan y, de alguna manera, predicen comportamientos y nos controlan. Y no soy un paranoico ni un adscrito a teorías de la conspiración.

      Le gusta a 1 persona

  3. Albertitus 1 marzo, 2016 / 9:06

    Hola Josep,

    yo pienso que al final es una historia muy bien contada con un empaquetado maravilloso. No pienso lo mismo de la última entrega, se nota demasiado el toque Disney. Pero coincido con un comentario expresado arriba, el fenómeno de masas que despierta esta película es difícil de explicar.
    Aprovecho para comunicarte que te he nominado para este premio: https://lasletrasinquietas.wordpress.com/2016/03/01/blogueroa-con-buen-rollo/

    Un saludo! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • salvela 1 marzo, 2016 / 10:03

      Sí, digamos que le dieron un empaquetado nuevo para contar un clásico. Nadie se esperaba el éxito masivo. de hecho no era más que un producto de consumo como tantos otros de la época, para ser consumido y olvidado. De hecho, a día de hoy, si no fuese por ese éxito y ese culto en que se tiene, objetivamente solo es rescatable la música y los efectos especiales, el resto es una mediocridad setentera. No coincido en lo de su remake, que me parece superior y que, si se nota que es de Disney, decir que seguramente, Star Wars, sea muy del espíritu Disney, no así como toros productos con los que se ha hecho la casa y que son mirados con lupa por los fans, como el universo Marvel..Muchas gracias por la nominación. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

      • Albertitus 1 marzo, 2016 / 10:55

        Hola Josep, gracias por tu exposición, no sé yo me he propuesto darle una tregua hasta que vea las otras dos partes, al final es una película concebida para ser contada en tres partes y ahí podré hacer una valoración final. Por mencionarte un par de cosas que no me gustaron nada de la nueva, diría: 1) el villano, me parece un sin sentido, en las originales, por ejemplo, tenia una explicación ver a Darth Vader con su mascara (te podía convencer más o menos, pero tenía una cierta lógica), en estas, a menos que en las siguientes entregas lo expliquen, no lo acabo de pillar. 2) Para empuñar una espada laser se supone que debías tener mucho entrenamiento y eran solo unos pocos elegidos, en esta nueva la coge hasta el “tato”…en fin, jeje, vaya rollo te acabo de meter, bueno como siempre con estas cosas cada uno tiene su punto de vista. Muchas de nadas, merecido esta (el premio). Abrazo! 🙂

        Le gusta a 1 persona

      • salvela 4 marzo, 2016 / 10:45

        No sé por donde tirará la saga, por lo que es difícil contestar. Lo de la máscara, a mi me recuerda a aquellos elementos que tienen su función pero que con el tiempo la pierden pero el elemento se sigue manteniendo. Como adorador de Vader, el tipo mantiene una máscara, aunque no la necesite ni tenga función. Lo de los sables… todo el mundo puede manejarlos, otra cosa es que tengan habilidad para ello. Para el soldado de asalto es un arma más, no tan buena como su arma de tiro pero aceptable para defenderse o atacar en caso de necesidad. En cuanto al poco entrenamiento que tiene la protagonista, pues bueno… aceptamos que la fuerza es muy fuerte en ella y el malo en ese momento se asusta al ve a alguien que le puede igualar, además de no ser un malo completamente formado, digamos que es un proyecto de maloso. No son argumentos míos, ese apunto me bailaba hasta que vi comentarios en la red que lo explicaban. Opinar siempre es bueno.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s