MOTÍ AL BOUNTY, DE JOHN BOYNE

Motí

MOTÍ AL BOUNTY, de John Boyne

No habéis leído mal y no es ninguna errata; pongo el título en catalán pues así es como he disfrutado de esta magnífica novela del autor de El niño del pijama de rayas, en su traducción al catalán. Confieso que este autor, del cual me he leído tres novelas, me tiene enamorado. La clava al narrar sus historias desde el punto de vista de la infancia, así es en las tres novelas que he disfrutado; para ser justos, en Motí al Bounty lo hace desde el punto de vista de un preadolescente. Recomiendo la novela, no tiene desperdicio y es impagable la traducción de las palabras, hechos y acontecimientos que la mirada infantil hace del mundo de los adultos. Cómo una mirada pura, sin maldad y sin estar atrofiada, desnuda, igual que sucede en El traje del Emperador, todo lo que sistemáticamente los adultos, deformados por la experiencia de que el mundo es así, dan por certezas absolutas es sencillamente demoledor.

La historia narra lo que ya sabéis por las películas que en su día interpretaron Clark Gable, allá por los años 30, más tarde Marlon Brando, en tecnicolor, por los 60 y posteriormente varias versiones para televisión, siempre con nombres de relumbrón, sobre el enfrentamiento entre el tiránico capitán Bligh y uno de sus oficiales, el teniente Christian. La gracia de esta versión está en ser narrada a través de los ojos de John Jacob Turnstile, un niño de catorce años, que se enrola, como una especie de compensación para escapar de la cárcel, como criado personal del capitán Bligh. Naturalmente la historia que se cuenta sobre el viaje a Tahití, el tiempo pasado allí, el motín, la gesta del capitán Bligh de llegar a Timor tras cuarenta y un días de navegación en una barcaza, con dieciocho almas fieles a su mando, con un estricto orden de racionamiento y el posterior juicio, adquieren una nueva dimensión.  Y aquí vuelvo a recomendar su lectura. Sorprenderá a aquellos a los que la historia les haya llegado a través del tamiz de Hollywood. Ojo, no quiero desprestigiar las películas, que me parecen maravillosas piezas en su género, ambas, con interpretaciones notables y una fotografía muy llamativa la de los sesenta, pero estas… poco o nada tienen que ver con lo que la novela narra.

Una de las cosas que sorprenderá, y que novelas como las de la saga de Patrick O’Brien, han puesto de relieve, es que en los barcos de su Majestad se embarcaban desde muy niños para aprender la ciencia de la navegación, cada uno según su rango social. En los barcos se enrolaba a menores de edad, cosa que, si no recuerdo mal, no se refleja en las películas que he mencionado. Otra de las cosas es que en la novela se tocan temas tan de moda hoy en día (desgraciadamente), como los abusos a los menores, entre otros; impacta, más por lo que no dice que por lo que dice; es una maravilla cómo John Boyne habla de ello, y de otros temas, sin cargar las tintas (algo muy tentador), y cómo sensibiliza al lector a través de la voz de una víctima, que lo cuenta con rabia pero con un instinto brutal por aferrarse a la vida y con el deseo de pasar página y luchar por su lugar en el mundo. El personaje de John Jacob Turnstile, os enamorará desde el principio, por su desparpajo, su humor, su vitalidad, su inocencia… que conserva, a pesar de todas las situaciones adversas que ha vivido. Y aquí os insisto otra vez, leed y disfrutad, no solo de aventuras marinas, también de cómo la mente de un niño desmonta las certezas de los adultos y sobrevive en un mundo hostil con tenacidad, humor y apego a la vida.

Anuncios

2 thoughts on “MOTÍ AL BOUNTY, DE JOHN BOYNE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s