LA DILIGENCIA

diligencia

Mucho es lo que me gusta el western, tanto que probablemente sea mi género preferido. Dada mi fascinación por el género no podía dejar de hablar de una de las películas más significativas de este género, por varias razones. Para empezar diré que es una gran película de uno de los mejores años cinematográficos de la historia, 1939. En este año se estrenaron varias obras maestras, y una buena cantidad de películas muy buenas. Este fue el año de ese monumento que es Lo que el viento se llevó, todo un símbolo del arte y la industria cinematográfica. La diligencia, una obra maestra, tiene el mérito de haber aguantado el envite de semejante monumento y figurar junto a un puñado de películas de ese año entre lo mejor que se ha hecho nunca, cinematográficamente hablando.

Los méritos de esta obra son muchos, uno de ellos, justo es decir que compartido con otras producciones de aquel tiempo, es ser un compendio de sabiduría cinematográfica. En esta cinta se reúne todo el saber del cine clásico del Hollywood de los años 30. Es una especie de pequeño monumento a las aportaciones que el cine empezó a hacer a partir del sonoro, el culmen de una manera de filmar y de hacer cine, al que Orson Welles supo extraer todo su jugo en la espléndida Ciudadano Kane.

Hay quien sostiene que la diligencia aportó varias innovaciones técnicas, una de ellas fue filmar con techado para los contrapicados de cámara en escenarios interiores, cosa que pongo en duda y la otra fue filmar una persecución desde varios ángulos (saltándose incluso el eje), haciendo que por la pantalla se viese a los caballos correr en un sentido en unas tomas y en el inverso en otras, sin provocar la confusión que los teóricos decían que esta situación podría provocar a los espectadores; esta última innovación, más probable, también la pongo en duda. Sí que es cierto que se hizo así, aunque Ford dijo que ello fue fruto de la casualidad, pues si querían cumplir con el plan de rodaje habían de rodar desde ángulos diferentes debido a la incidencia del sol.

La película parte de un relato Boule de suif, de Guy de Maupassant, en que una serie de personajes pertenecientes a diferentes clases sociales se ven obligados a compartir el mismo espacio. Sobre este relato, Ernts Haycox publicó un western Stage to Lordsburg que sirvió de base al excelente guión de Dudley Nichols, uno de los guionistas perseguidos durante la caza de brujas y cuyo nombre apareció en la lista negra. Gracias al buen hacer de Nichols, los personajes traspasan el límite de la historia narrada y se convierten en una metáfora de los Estados Unidos, en algún momento, justo es reconocerlo, demasiado evidente. En este sentido, tal vez La diligencia sea el primer western en que el género cinematográfico es utilizado para hablar de temas de primer orden para la sociedad estadounidense mediante alusiones, ya sea por escabrosos, por censura o por curarse en salud.

Actuaciones a parte, todas excelentes, aunque nada naturalistas… por ejemplo, por motivos de censura no se pudo mostrar a una mujer embarazada, aunque el buen hacer del director, ayudado de la estupenda fotografía de Bert Glenon y de la buena actuación de Louise Platt consiguió transmitir el embarazo, aunque físicamente no pudiese ser mostrado.

Para finalizar mi comentario sobre La diligencia, quien quiera saber más que recurra a los miles de estudios que hay por ahí,  comentaré dos cosas. Una es que en este film se da una de las mejores escenas de acción de la historia del cine, con una cabalgada fantástica, y que es todo un manual para este tipo de escenas, en donde se combinan la emoción, el suspense y la acción en un equilibrio perfecto. En ella hay una de las grandes escenas de especialista, protagonizada por Yakima Canutt, el doble de muchas estrellas de cine y planificador de muchas de las grandes escenas de acción del cine, entre ellas la fantástica carrera de cuadrigas de Ben-Hur, de William Wyler. Se trata de la caída de un vehículo en marcha, pasando el vehículo, la diligencia, por encima de Yakima.

La otra cosa que quiero decir es que en este film encontramos uno de los travellings que más me emocionan de la historia del cine. Un bellísimo movimiento de cámara mientras esta se aproxima a John Wayne, la primera vez que aparece en el film. Cada vez que lo veo no puedo evitar emocionarme. Justo es decir que no sé si me emociona por el travelling en sí, su elegancia y la grandiosidad que transmite del personaje encarnado por Wayne o es por el conocimiento de la carrera de Wayne y lo que este ha significado para el western.

Post-data:

La diligencia es la primera de varias películas que Ford rueda en Monument Valley, escenario fantástico al que volvería a rodar en varias ocasiones.

Anuncios

7 thoughts on “LA DILIGENCIA

  1. lurda55 4 febrero, 2016 / 18:15

    Tendre que revisionarla y fijarme en esos detalles y en particular en ese travelling. Bsss Josep. Bona tarda. 😊

    Le gusta a 1 persona

  2. lurda55 5 febrero, 2016 / 18:20

    Fenomenal la película. El reparto exquisito, con papelazos. Con clara exposición de esas gentes intransigentes y puritanas, no queriendo ni compartir mesa (al final con una buena lección de calidad humana de los “apestados”), John Wayne apuntando lo que sería ( en ésta, bien joven, atractivo y, todavía, sin esos andares tan característicos),y, una película que consigue hacernos llegar la angustia, el miedo, la incertidumbre de los viajeros. Con pinceladas cómicas- el conductor de la diligencia está colosal en sus diálogos-. Casi supongo los aplausos que surgirían en el cine al llegar el ejército, al sonar la corneta. El final bastante ” apurado”, no?. Pero buena, buena de verdad. Saludos, Josep.

    Le gusta a 1 persona

    • salvela 5 febrero, 2016 / 18:38

      Si un final feliz, teniendo en cuenta que es una fábula moral. Película muy redonda. Pero es que del 36 al 40 se dan una serie de películas impresionantes. Y en ese año 39 se concentraron varias, pero es que las del año 40…Pero eso es otro post.

      Le gusta a 1 persona

  3. J.G.Barcala 7 febrero, 2016 / 13:18

    Hola Salvela,
    comparto tu gusto por La Diligencia, pero tendré que verla otra vez (que sufrimiento! :P) Pues no me había fijado en algunos de los detalles que mencionas. Gran reseña, felicidades!

    Le gusta a 1 persona

    • salvela 7 febrero, 2016 / 15:35

      Gracias. Si, El film está lleno de grandes detalles, creo que como toda obra maestra. Espero que disfrutes de su nuevo visionado.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s