DEUDA DE HONOR

DEUDA DE HONOR (The homesman), de Tommy Lee Jones

Deuda de honor

El western es uno de los géneros más antiguos que existe. Técnicamente nació casi a la par que el cine. La primera película, que yo conozca,  considerada como tal fue Asalto y Robo de un tren (The Great Train Robbery, 1903) de Edwin S. Porter. Para mí, dentro de lo considerado como cultura occidental o judeo cristiana, si se quiere ampliar el abanico, pues la base del judaísmo no sé si podría ser considerada occidental en el sentido clásico, aunque lo que ha configurado durante siglos el pensamiento europeo ha sido un reduccionismo brutal de esta base para adaptarlo a los cánones del poder en sus diferentes variantes, geográficas e ideológicas, el western empezó con la biblia y los ciclos épicos griegos. Mi conocimiento es incompleto, y estoy seguro de que hay westerns anteriores, productos de otras culturas y tradiciones. Claro que técnicamente no se les ha llamado westerns pero tienen todo lo que muchos westerns tienen, o la mayoría de ellos, luego, técnicamente vienen las clasificaciones, que nos vienen de fábula.

¿Qué tiene un western? Unos arquetipos enfrentados, que pueden ser absolutos como el bien y el mal, la barbarie y la civilización, el caos y el orden…

Un destino manifiesto, una promesa sagrada, un sentido predestinado, un objetivo, una misión…

Una llamada, un sueño, una visión…

Un viaje, un recorrido, un camino lleno de dificultades y penalidades.

Un dios… sí, en todo western que se precie está presenta la divinidad, de una u otra manera, aunque sea para blasfemar y mostrar las diferencias que hay entre el mundo de la divinidad y el del hombre.

Una recompensa, de la que muchas veces, el héroe se va a ver excluido.

Era necesaria esta presentación antes de entrar a hablar de Deuda de honor, el último trabajo de Tommy Lee Jones como director y actor. Es curioso que los dos trabajos que ha realizado este cineasta para la gran pantalla sean westerns, tanto la película de la que estamos hablando como Los tres entierros de Melquíades Estrada (2005); hay quien pueda pensar que Los tres entierros no sea un western, pues salen coches y radios y temáticas de actualidad…; para mí es un western y un buen western. Además de westerns, no pienso poner etiquetas, ya hay demasiadas, coinciden en su punto de partida: en ambas, el arquetipo realiza un viaje con un objetivo que es en sí una locura. En los tres entierros, el objetivo consiste en transportar un cadáver para enterrarlo junto a su familia; en deuda de honor se trata de un viaje para transportar a tres mujeres con trastornos mentales para que puedan recibir mejor atención.

Aquí no acaba todo. En ese viaje, el protagonista hace el proceso inverso, y no voy a poner adjetivos; parte de la tierra prometida para volver al origen, al punto de partida, a la tierra de la que los personajes salieron en busca de una promesa. Resulta curioso ver cómo en ese viaje, la “loca determinación” del arquetipo adquiere nuevas connotaciones en la reinterpretación del espectador, dependiendo, claro está de su educación cultural. A mí, personalmente, el film me produjo una gran tristeza e inquietud.

No es una película perfecta, tal vez ninguna película lo sea, pero es un buen film, bien rodado y estructurado. Es un film que se ha de ver con la mente abierta, pues aunque es convencional en la narración, no lo es en lo que el espectador espera habitualmente de estos personajes; no hay un gran duelo interpretativo, con frases geniales para que se luzcan los intérpretes, cosa que no quiere decir que no haya buenas interpretaciones. No hay un abanico de lugares comunes, aunque suceden aquellas cosas que se suceden en los grandes westerns, pero no se resuelven de la misma manera.

Para cerrar solamente diré que es un trabajo muy interesante y que merece la pena verse, aprovechando que está en cartelera. Su fotografía merece ser degustada en una pantalla cinematográfica, cosa que comento para los que prefiráis esperar a su visionado por otros medios. Admito opiniones.

Anuncios

10 thoughts on “DEUDA DE HONOR

  1. Javi-k 19 noviembre, 2015 / 12:27

    Yo tengo muchas ganas de verla. En el trailer pintaba genial, espero que no me decepcione. Me la apunto.

    Un abrazo.

    Me gusta

    • salvela 19 noviembre, 2015 / 12:38

      Aah, los trailers…. Aunque el trailer no miente… no es la película. No es un film habitual. Si has visto su anterior trabajo, y te gustó, esta te gustará, imagino

      Le gusta a 1 persona

  2. lurda55 19 noviembre, 2015 / 12:31

    Pues buscaremos hueco para verla. Me temo que mis hijos mayores me llevan, el sábado, a Sinsajo ;-). Un buen cometario, Josep. Bs

    Le gusta a 1 persona

      • lurda55 19 noviembre, 2015 / 12:43

        Jóvenes, jóvenes no tanto…jajaja, pero les molan estas pelis, ya ves. La otra la tendré que ver sin ellos ( el sábado les acompañaré porque están en Madrid y cuándo vienen, ir a otra peli me sabe mal). Ya te contaré si me gusta, seguro que si.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s