FÚTBOL, MONARQUÍA Y OTROS ANIMALES

FÚTBOL, MONARQUÍA Y OTROS ANIMALES

Mercat i riera 119

He de decir que me gusta el fútbol pero para nada la mayoría de periodistas deportivos, que se deshacen en elogios de la selección, o de su equipo, por el juego desarrollado, despreciando el de otros conjuntos, como por ejemplo el de Italia, que con su juego ramplón y mediocre (yo no lo veo así), ha conseguido varios títulos mundiales. Me imagino a estos mimos “periodistas” alabando las excelencias del juego desplegado por Italia, si con él, la selección hubiera conseguido la misma cantidad de éxitos. Me gusta el fútbol, pero no voy a hablar de él, ni de técnicas ni tácticas, ni de si un estilo de juego es mejor que otro. Voy a hablar de otras cosas, entre ellas de malos periodistas, asentados en una poltrona. Hay gente, que en este país, sabe mucho de eso.

Ayer estuve en una fiesta de un barrio de Badalona. El barrio estaba junto a un polígono industrial. Desde las casas de la gente sencilla se veían las naves. Los niños y niñas se divertían ante la silueta de estas. Una premonición del oscuro horizonte que les espera.  Trabajarás con el sudor de tu frente para sostener a unos cuantos mangantes, hasta que no puedas con tus huesos y seas substituido por un organismo más joven, y da gracias, que podrías estar tras la valla que miles de africanos esperan saltar. Sí, con estos niños y niñas, nadie tendrá tantos miramientos como muchos periodistas están teniendo con esos muchachos de la selección a los que hay que estar agradecidos por lo ¡tanto que nos han dado! ¿Y mi pregunta es, qué tienen que ver los cojones para comer trigo? Algunos de los que han ido, y a los que se les agradecen las alegrías dadas, no tendrían que haber ido, y tendrían que haber cedido el paso a jugadores en mejor condición física. Tendrían que haber actuado con honradez, en lugar de haberse aferrado a la poltrona, y haber rehusado ser convocados. Tienen mucho y si administran bien lo que han ganado, nótese que no estoy en contra de ello y que admiro el esfuerzo que supone estar ahí, tienen para vivir con dignidad, cosa que no tendrán esos niños y niñas, cuando tras una vida de trabajo precario y mal pagado, les den la patada por organismos más jóvenes  y,  además, tengan que estar agradecidos por no estar al otro lado de la valla.

Dicho esto, yo deseaba que la selección española fuese descalificada, no por animadversión. No me considero español, tampoco catalán, y no soy anti. Lo deseaba por varias razones. Una, poco importante y edificante, era por esos malos periodistas, que desprecian a otros conjuntos, eso nunca me ha gustado. Otra por considerar que hay cosas más importantes que el fútbol profesional, y que buena parte de la sociedad brasileña demanda a su gobierno, siendo la respuesta de este, la represión y la violencia. Considero que, por solidaridad, las selecciones tendrían que haber rehusado participar en este mundial, pero allá cada uno con sus convicciones. La tercera era por ver si con la descalificación de la selección, se movía algo en el seno de la población residente en España y prestaban más atención a la que la cámara de onanistas está tejiendo en torno a una familia que se pasa por el forro lo de que todos somos iguales. Claro, que esta familia no es española, es de Borbolandia, un país que no tiene tratados de simbiosis con España. El gobierno onanista, coronó a un tipo vestido de militar, aviso para navegantes, tipo al que se considera bien preparado y al que no se le ha exigido ninguna prueba opositoria, como mínimo podrían haber tenido la decencia de haber convocado oposiciones para la plaza. Tipo, que para legitimizar su poltrona, no convocará referéndum, supongo que por miedo, sabe que probablemente se le retiraría el cargo. Viendo esto, no puedo reprochar nada a los jugadores de la selección que se aferraron a la poltrona, en lugar de ceder su sitio a otros compañeros de trabajo. Junto al tipo vestido de uniforme, que seguramente habrá presentado sus respetos, en privado, al cadáver del dictador que ha posibilitado que pueda vivir la vida loca sin dar palo al agua, teniendo de apoyo táctico a las fuerzas armadas, encargadas de represaliar a los ciudadanos, y en las que milita más de un descendiente de genocidas, había unas niñitas que recibirán todas las atenciones necesarias, y a las que nadie dará la patada por un organismo más joven, de eso se encargan los onanistas, cuando los años las dobleguen y no estén capacitadas para seguir sin dar un palo al agua con convicción.

No creo que una república, por sí misma, pueda resolver las enormes desigualdades que hay en el seno de nuestra sociedad, pero sí creo que el actual sistema las perpetúa e intensifica. No represento a nadie, solo a mí mismo. No sé lo que opina la mayoría de la sociedad española pero considero que esta, tiene derecho a opinar sobre algo tan importante como el mantenimiento de un anacronismo, una injusticia y desigualdad evidente y el silenciamiento en que este sistema, ayudado por los malos periodistas, esos que desinforman, mantiene a los represaliados por el franquismo y a sus descendientes.

Anuncios

35 thoughts on “FÚTBOL, MONARQUÍA Y OTROS ANIMALES

  1. Ava Maof 22 junio, 2014 / 12:15

    Un post claro, lúcido y que seguramente te traerá un que otro tomatazo 😉
    Ole sus huevos, caballero!

    Me gusta

    • salvela 22 junio, 2014 / 15:51

      Gracias por leerlo. Las visitas y difusión son una buena medicina contra los tomatazos.

      Me gusta

      • Ava Maof 22 junio, 2014 / 22:14

        Eso! Que ya con la tomatina cumplimos la cuota de derroche…
        Y por cierto, te difundo con mi yo “no sexual” 🙂

        Me gusta

      • salvela 23 junio, 2014 / 8:56

        ¡Lástima! Con lo exquisito que es ese yo, o tu… esto de los pronombres. Un abrazo.

        Me gusta

      • Ava Maof 23 junio, 2014 / 9:13

        Jeje, bueno, siempre hay más capas, capotas y capillas…
        Un abrazo y gracias x tan exquisito adjetivo!

        Me gusta

  2. redalmados 22 junio, 2014 / 13:20

    “Las cosas claras y el chocolate espeso”, no? Muy bueno.
    Un beso

    Me gusta

    • salvela 22 junio, 2014 / 15:54

      Ja, ja, ja…. no lo esperaba de tí. Un abrazo, pero sin pasarse.

      Me gusta

  3. albertodieguez 22 junio, 2014 / 14:29

    A mi tampoco me gustan los periodistas deportivos… Bueno, y muchos de los otros, tampoco.

    Un abrazo,

    Me gusta

    • salvela 22 junio, 2014 / 15:58

      Muchos atentan contra la profesión, por plegarse ante el poder y ser voceros, en lugar de ejercer de informadores, y cotejar aquello que difunden.

      Me gusta

  4. Toni (Autotomía) 22 junio, 2014 / 17:12

    Sobre el fútbol, el otro día lo hablaba con un conocido en la mesa de un bar: si tienes tantos ingredientes, ¿por qué hacer cocinar siempre lo mismo? Con una liga como la nuestra, creo que había mucho dónde escoger. Supongo. Y desde luego que lo mucho que se cobra debería ser indicativo de lo mucho que se hace en la vida, y haberla cagado como la han cagado, tendría que recibir las consecuentes críticas al tamaño de sus cheques. Pero en España siempre se lame el culo de quien lo tiene ya todo hecho y se pisotea a quien se esfuerza por ganarse el pan con dignidad y empieza a asomar el hocico. Es más fácil ponerse del lado del guapo y famoso que del listo y el honrado, no sé si me explico.

    En cuanto a lo de la república, pues anoche mismo también con el tema en casa: pues casi mejor así que por lo menos el tipo se ha preparado para esto… Estoy un poco cansado de ese discurso. Voy a tener que sacar la pancarta de: “Es mi cuerpo y yo decido”, que vale tanto para lo del aborto como para una democracia verdadera.

    Y yo nací y viví durante 21 años en uno de esos grandes bloques en uno de esos barrios que, en su día, se decía era de lo peorcito de toda Badalona. Y me acordaré siempre de donde vengo, ocurra lo que ocurra con mi vida, tanto si es bueno, mejor o peor.

    Un saludo.

    Me gusta

    • salvela 22 junio, 2014 / 18:38

      De hecho, lo que ha pasado en el mundial, con este equipo, es un vivo reflejo de nuestra sociedad, que define muy bien aquello de el perro del hortelano, que ni come ni deja comer.
      Si, el tipo se ha preparado para esto, y no va a renunciar a la poltrona, la corrupción y los emolumentos que todo aporta a su familia. Total, todo ello entra en el marco legal que los onanistas han pergeñado para él y para sí mismos. Cualquier mafioso firmaría la carrera de estas pájaros y la impunidad de que se han rodeado para si.
      En cuanto a lo de Badalona, espero que bastantes de estos muchachos de esas barriadas desperdigadas por todo el país, se carguen de valor y autoestima, no se dejen achicar por el sistema, se construyan como ciudadanos, se unan y salgan de la rueda de la miseria en la que nos quieren sumergir. Que no olviden de dónde han salido y unidos luchen contra la injusticia social y, preferiblemente, de forma pacífica, desposean a los borbones de lo que ilegitimanente se atribuyen con impunidad y por la fuerza

      Me gusta

  5. Chestersoc 22 junio, 2014 / 18:28

    Discrepo en casi todo -menos en las cuestiones sociales, que tienes toda la razón sobre el futuro de esos jóvenes-, pero tenÍa ganas de decírtelo, puesto que el hecho de seguirnos mutuamente establece una especie de amistad y confianza, que si no te lo dijera me parecería que soy un falso. No hay tiempo para discutir sobre repúblicas y patriotismos -eso sí, moderados- pero una cosa está clara: está muy bien expresarse y tratar de aportar nuestros granos de arena. Enhorabuena por tu blog!

    Me gusta

    • salvela 22 junio, 2014 / 18:45

      No esperaba menos por la temática de tu blogg, al que sigo, por estar de acuerdo en bastantes fondos y por no estar de acuerdo en otros. Pero en eso reside la grandeza de las personas, en que nos podemos comunicar, escucharnos y respetarnos, aún en los desacuerdos. Ojalá llegue el día en que esta cuestión, la social, pueda ser resuelta.

      Me gusta

  6. Benjamín Recacha 22 junio, 2014 / 21:58

    Pues yo estoy de acuerdo en el 99% de tu reflexión. En lo único que discrepo es en la admiración por los futbolistas. Entiendo que a la gente le guste el fútbol o cualquier otro deporte y que se emocione por los triunfos de su equipo (yo mismo lo hago con el equipo de baloncesto de mi ciudad, precisamente Badalona), pero no comprendo esa adoración hacia los deportistas, situándolos más allá del bien y del mal y excusándoles su sistemática falta de compromiso hacia la sociedad que los endiosa.
    Fabuloso post.
    Un abrazo!

    Me gusta

    • salvela 23 junio, 2014 / 7:47

      Gracias, Benjamín. Seguramente me he expresado mal. No admiro al futbolista, admiro a la persona y al esfuerzo que realiza. En este caso son futbolistas, pero podrían ser corredores, ciclistas o creadores, científicos e intelectuales. Admiro el esfuerzo que supone cultivarse a nivel físico, intelectual, mental… para estar entre un grupo de privilegiados. Desde luego que no los admiro más allá del bien y del mal y no me gusta la falta de compromiso que tienen en muchas ocasiones para con la sociedad, pero ese es un terreno personal, de ideas, de pensamiento que creo debo respetar, a pesar de que la actitud de falta de compromiso o de compromiso con ideas diferentes me pueda no gustar.Un saludo y un abrazo.

      Me gusta

  7. etarrago 23 junio, 2014 / 18:30

    Cuanta razón tienes, salvela. El éxito es como la vida o la muerte, Vives intensamente o mueres en vida, poco a poco.

    Me gusta

    • salvela 23 junio, 2014 / 19:19

      Si. Así se podría definir la trayectoria de las personas en la sociedad que en vivimos

      Me gusta

  8. Farolandia 23 junio, 2014 / 22:07

    Me ha gustado tu post. Especialmente tu reflexión sobre por qué iban a renunciar algunos jugadores cuando otros tampoco lo hacen… Toda la razón… Por qué? Estando en Españistán todo vale…
    Un abrazo!

    Me gusta

    • salvela 24 junio, 2014 / 9:15

      Pues sí, en este país, para el poderosos todo vale. No digo que en otros paises sea la panacea ni que aten a los perros con longanizas, pero por cosas más insignificantes, cargos públicos han presentado la dimisión, aquí, se protegen con aforamientos y lindezas de este tipo.

      Me gusta

  9. Serafina 27 junio, 2014 / 22:56

    Tienes toda la razón, yo también creo que hay cosas más importantes que el fútbol, dice Fernando Vallejo en La Virgen de los Sicarios: “cuando la humanidad se sienta en sus culos ante un televisor a ver veintidós adultos infantiles dándole patadas a un balón no hay esperanzas”
    Por cierto, te nominé al Community Heart Award 🙂 te mando un abrazo, ten un bonito día.

    Me gusta

  10. plared 28 junio, 2014 / 1:12

    El problema quizás que los que vengan.realizaran lo mismo que los que están. En fin, república o monarquía creo que da igual. Al final, los mismos o sus descendientes están desde los tiempos de franco. Y si no, que se observe de donde proceden la mayoría de los que mandan.

    Que la república cambiaría algo. Que no habría rey y poco mas. En fin, lo mismo de siempre…..

    Me gusta

    • salvela 28 junio, 2014 / 6:31

      Es probable. Pero abre un margen a ciertos cambios. El problema de fondo seguramente sea el ser humano, de instintos gregarios.

      Me gusta

  11. félix molina | arte y literatura 3 julio, 2014 / 11:22

    Nos preguntarán alguna vez, Josep? Aquí somos muchos ya los que llevamos un buen tiempo -yo ya me he dejado hasta el signo primero de interrogación en ello- preguntándonos si nos preguntarán alguna vez. Y nada. Esto hace unos años se llamaba, creo, despotismo ilustrado. Ahora, con mucho, solo sería despotismo. Patatero y ramplón. Gracias por la entrada, que la necesitábamos, como siempre. Un abrazo!

    Me gusta

    • salvela 3 julio, 2014 / 18:40

      Si de ellos ha de depender, no. No lo harán.De hecho, para ellos, somos terroristas de la palabra. Intelectuales que dan argumentos a las explosiones de violencia, que por desgracia, cada vez serán más frecuentes. Un abrazo.

      Me gusta

  12. Rosa de los Vientos 21 julio, 2014 / 7:36

    Con cada partido del mundial me propusé a escuchar (pues, no miro, porque en el periodismo mirar te despista aún más) al menos 3 emisores diferentes (radio, internet), todas a la vez, (porque igual con una sola emisora nadie escucha a nadie, solo hablan) y preferiblemente no las de los países a los que ‘les tocaba’,…..para saber como está el mundo…
    Un abrazo!

    Me gusta

    • salvela 21 julio, 2014 / 18:21

      Escuchar emisoras para saber como está el mundo o cómo quieren que creamos que está el mundo? Un abrazo

      Me gusta

      • Rosa de los Vientos 21 julio, 2014 / 20:44

        Siempre para las dos cosas, son complementarias: al saber cómo quieren que creamos que está el mundo se sabe como está verdaderamente… y al poner las emisoras todas a la vez empiezo a captar aún mejor el mundo cacofónico en que vivimos. 😉 🙂 Yo ya no escucho sino con una mirada B. Un abrazo!

        Me gusta

      • salvela 23 julio, 2014 / 6:22

        Como decía la canción: Ruido, mucho ruido… Otro abrazo para ti.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s