MI DRÁCULA

MI DRÁCULA

dracula

El otro día pude visionar mi Drácula favorito, que no es el más fiel, ni probablemente sea el mejor que se ha realizado para la pantalla. En cuestiones de fidelidad, la versión de 1931, rodada por Tod Browning y protagonizada por Bela Lugosi, en su versión para el público da habla inglesa, es mucho más fiel. En cuanto al mejor film sobre el personaje inmortalizado, que no sé si creado, por Stoker, se lleve la palma una película que por problemas de derechos no pudo mencionar el nombre de Drácula en ningún momento. Se trata del Nosferatu de Murnau, película silente presentada al gran público en el año 1922.
Antes de estas tres películas, entre ellas y con posterioridad a ellas, toda una amalgama de versiones teatrales y cinematográficas, cada una con su peculiar puntillo. Pero hoy quiero hablar de mi Drácula, aquella película que me marcó por ser mi primera aproximación cinematográfica al mito y que a pesar de no ser la mejor película sobre el vampiro, es una muy buena película y yo me atrevería a contarla entre las diez mejores, no solo sobre Drácula, también sobre el tema vampírico en general, tan en boga actualmente debido a amaneceres y otras lindezas por el estilo.
Se trata del primer Drácula de la Hammer, y primera película heredera de la serie de menstruos de la Universal, realizada por la productora inglesa, que no solo se limitó a los monstruos, también cultivó otros géneros, todos ellos con gran profesionalidad, calidad y éxito. Nunca he tenido claro si el original inglés se tituló Drácula o Horror of Drácula. La mala copia, un Bd mal editado por esas editoras piratas que aprovechan resquicios de derechos para lanzar cualquier artículo al mercado, que solo recomiendo a forofos no me lo aclara.
Bien realizado por Terence Fisher y protagonizado por ese maravilloso tándem Peter Cushing y Christopher Lee, en los papeles de Van Helsing y Drácula, con un equipo técnico que saca buen partido a los decorados, se nota que son decorados, y realiza una buena ambientación consiguiendo introducir el mito en el mundo del cine en color, gesta que hoy en día, en que se ha perdido la perspectiva, nos puede parecer insignificante, pero que es todo un reto para un tipo de producciones que manejaba muy bien los códigos en blanco y negro y debía de adaptar eso al color. ¿Funcionaría el producto? ¿Tendrían problemas con los códigos, no escritos, de los censores al mostrar sangre? Todo lo que hoy en día vemos y tenemos asumido que funciona, empezó ahí. Si hemos de ser justos, lo hizo con el blanco y negro, pero este film y estas producciones marcan un punto de inflexión para adaptarse a las nuevas demandas del público y al avance de la tecnología. Evidentemente, la película no me gusta por eso. Yo, al verla, no pensé todo esto. Sencillamente me maravilló y me cautivó con todo esto.
Decir que seguramente es con la Hammer con la que se empieza a crear la leyenda de Van Helsing, encarnado por Peter Cushing tantas veces en pantalla y con tanta profesionalidad, lejos de los histrionismos que ha sufrido el personaje en los últimos tiempos. Ese científico atrapado entre la ciencia tradicional y lo inexplicable, ese personaje solitario en su lucha contra el mal encarnado en Drácula, personaje que Christopher Lee heredó de Bela Lugosi, componiendo un mal elegante, cautivador, seductor… todo lo que Lugosi era, y añadiéndole cierto sadismo animal… y casi sin pronunciar una sola palabra, no pasan de diez las frases de Christopher en el film. Hay otros Drácula, seguramente mejores, y que disfruto muchísimo con sus giros por mantener el interés de la historia, en teoría conocida entre el gran público, pero mi Drácula es este.

Para terminar, quiero agradecer a la audacia de Aquiles, cuyo enlace os dejo aqui http://aquileana.wordpress.com/, la mención para este premio.

bouquet of adwads

El blogg es una magnífico instrumento de difusión de filosofía, sobre todo de la filosofía clásica griega. En él encontraréis maravillosas introducciones a las obras e ideas de Platón, Aristóteles, Sócrates, además de buenas aportaciones en los comentarios. Indispensable para los sedientos de cultura filosófica y buenos debates.

Lamentablemente, no cumpliré con la segunda parte, la nominación de otros bloggs, pues motivos de tipo personal me lo impiden. Haré una excepción y mencionaré el blog , belleza de corazón, del que aquí tenéis el enlace. Un blogg que merece la pena visitar, siempre que vayáis en paz y con buen rollo. Es un blogg privado, tenéis que pedir la admisión, pero es un blogg muy especial y para el que tenéis que ir con buenos deseos y con la mente abierta. Me permitiréis que sea mi única mención. http://bellezadecorazon.wordpress.com/

 

Anuncios

27 thoughts on “MI DRÁCULA

  1. Toni (Autotomía) 15 marzo, 2014 / 16:52

    Yo no he sido nunca muy fan de las películas de monstruos clásicos como Drácula, el Hombre-Lobo y demás, pero sí recuerdo con mucho cariño una en que aparecían todos. He tenido que buscarla por internet porque no recordaba el título. Es “Una pandilla alucinante”. No tiene mucho que ver con el clásico Drácula pero me apetecía comentarlo. ¡Un abrazo!

    Me gusta

    • salvela 15 marzo, 2014 / 17:04

      Gracias por el comentario y el esfuerzo. Han sido muchas las películas en que se han dado cita los diferentes monstruos. Esta la recuerdo como una comedia adolescente simpática. El terror no es mi género favorito pero muchas de sus películas cuentan entre las mejores, cinematográfica mente hablando.

      Me gusta

  2. joselinaberraz 15 marzo, 2014 / 17:40

    Es genial que digas “mi Drácula” porque al margen de las virtudes que pueda o no tener un film, el impacto que nos genera “ese”, nuestro film, es una marca de fuego. Hoy tengo en la memoria emotiva una cantidad de películas que no me atrevo a volver a mirar porque sé que si las tengo que analizar técnicamente no serían merecedoras de la admiración que hoy les debo… pero qué más da, son “mías” y eso me basta.

    Me gusta

    • salvela 15 marzo, 2014 / 17:55

      Así es. Eso es lo que importa. Un día nos impactaren, por diversas razones, y forman parte de nuestra memoria sentimental, aunque no resistan un análisis crítico. Un abrazo.

      Me gusta

  3. Eduardo F. Muñoz 15 marzo, 2014 / 18:28

    Me gustaba “pasar miedo” el domingo por la tarde con las películas de Drácula. La última peli de vampiros que realmente me gustó fue la versión de Bram Stoker que en mi opinión hacía honor al legado de Lugosi y C. Lee (Peter Cushing merece una entrada aparte). Confieso sin embargo que el día que vi por primera vez Nosferatu comprobé que no hace falta decir una palabra para obligarnos a mirar detrás de la puerta y debajo de la cama antes de dormir.
    Ahora soy mucho más valiente, es lógico…sólo miro debajo de la cama.
    Saludos.

    Me gusta

    • salvela 15 marzo, 2014 / 18:30

      Si te contase mis rituales, no solo para dormir, para desplazarme de una habitación a otra….

      Me gusta

  4. bellezacorazon 15 marzo, 2014 / 20:46

    No veas que susto me di con esa foto, eso se avisa jajajaja . me encanta leerte. un gran abrazo

    Me gusta

    • salvela 15 marzo, 2014 / 21:17

      Ja, ja, ja… Y mira que el actor era guapo y tenía buena planta. Vaya foto he ido a elegir. Un abrazo

      Me gusta

  5. franciscojaviertostado 15 marzo, 2014 / 21:49

    Hola Salvela,
    a mí lo que en realidad me da más miedo es el Drácula “de verdad”, Vlad Tepes, “Vlad el Empalador”, sobrenombre que le dio el pueblo por ser esta la pena capital que aplicaba con más frecuencia (lo de Drácula proviene de “Draculea”, cuya terminación -ulea proviene del rumano y significa “hijo de”, es decir “el hijo del Diablo). Este príncipe rumano, que nació en el siglo XV, tenía un físico y un comportamiento muy diferente del que hoy se le atribuye. En aquellos tiempos se trataba de un temible y repugnante ser, y en cambio ahora se le asocia con la elegante aristocracia como podemos ver en las películas de Lugosi, Christopher Lee o Tom Cruise. Fue en el siglo XIX con Bram Stoker el que realizó su particular versión del mito del príncipe y no hay duda de que las películas de Hollywood han difundido esa imagen mucho más que las leyendas previas de los cuatro siglos anteriores.

    Un saludo y felicidades por la entrada… ha hecho muuucho miedo. ¡Ja, ja, ja!

    Me gusta

    • salvela 15 marzo, 2014 / 22:04

      Muchas gracias. Pues sí, el Drácula real es mucho más terrorífico que el ficticio. ¿Tienes alguna entrada al respecto o piensas hacer una? Un abrazo.

      Me gusta

      • franciscojaviertostado 16 marzo, 2014 / 11:01

        No tengo ninguna pero me has dado la idea de hacerla en el futuro.¡Me lo apunto! Gracias y un abrazo.

        Me gusta

      • salvela 16 marzo, 2014 / 14:49

        Me alegro, pues tanto el personaje, como la época, como el territorio pueden arrojar alguna luz sobre los conflictos actuales y sobre las relaciones entre Europa y el Próximo Oriente.

        Me gusta

  6. Aquileana 16 marzo, 2014 / 7:26

    Interesantísimo post… Drácula es casi un ícono del cine del terror, bueno lo de casi es un atenuante innecesario, creo… Gracias por compartir y un abrazo de domingo para vos, Aquileana 🙂

    Me gusta

    • Aquileana 16 marzo, 2014 / 7:28

      Y mil gracias por enlazar tu blog al mío a propósito de los premios. Un gusto inmenso nominarte y leer tus lindas palabras sobre mi bitácora virtual. Aquileana 😉

      Me gusta

      • salvela 16 marzo, 2014 / 8:30

        Es un gran blogg. de difusión de ideas y conocimientos que a poco que nos descuidemos caerán en el olvido. Ideas y conocimientos que forman parte de nuestro pasado intelectual, unas veces para bien y otras, desgraciadamente, para justificar lo injustificable.

        Me gusta

  7. Dessjuest 16 marzo, 2014 / 20:33

    Pues he de decir que tanto la de Lee como la de Lugosi las ví hace relativamente poco y la verdad es que no aguantan a mi juicio nada bien el paso del tiempo, sobre todo la segunda, Lugosi hipnotizando da más risa que miedo.

    Pero da igual pasa igual con el Tarzán de antaño, son pelis que ves en tu niñez, te marcan para siempre y nos la suda que aparezcan mejores, porque para mí el Drácula de Coppola es insuperable.

    Me gusta

    • salvela 16 marzo, 2014 / 22:27

      Es evidente, que como apuntas, nos la suda si aguantan el paso del tiempo. De todas maneras, hay que verlas con perspectiva. Desde luego que no aterrorizan, como estoy seguro que hicieron en su momento.

      Me gusta

  8. Ava Maof 16 marzo, 2014 / 22:07

    Jiji, cada uno escurre el bulto de la forma q mejor le sale! 😉

    Me gusta

  9. Mónica Sz M. 18 marzo, 2014 / 8:54

    Muy bueno el homenaje a los monstruos clásicos. Christopher Lee en menos de un año (estamos hablando del 57-58) tuvo el honor de tomar el relevo de Bela Lugosi en este Drácula, (que te confirmo que se llamaba “El Horror de Drácula” ) y de Boris Karloff, ya que represento “El curso de Frankestein” yo si haré en breve una entrada sobre los “Dráculas”. Muy acertada tu referencia a Nosferatu, el primer Drácula no reconocido.

    Me gusta

    • salvela 18 marzo, 2014 / 19:34

      Celebro que te haya gustado. Estar´esperando esa entrada, ya que están muy bien trabajadas y documentadas. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s