ESTO LO HACE CUALQUIERA

ESTO LO HACE CUALQUIERA

Ceremonia del te 237

Historia deslavazada donde las haya

Todo empezó con los camareros. A un empresario se le metió entre ceja y ceja que cualquiera podía ser camarero. Lo cierto es que le fue bien. Al principio hubo algunas quejas de clientes tiquismiquis, que si no servían bien, que si se equivocaban, que si eran incapaces de enumerar los productos y cantar sus excelencias, que si eran malcarados, cosillas sin importancia, hasta que el público estuvo educado y aceptó que cualquiera podía ser camarero. ¡Qué caramba! ¿No vivimos en una sociedad democrática? ¿Qué mayor muestra de democratización que posibilitar que cualquiera pudiese ser camarero? Sin importancia de credos, nacionalidad, color de la piel, sexo.

Viendo el éxito de la propuesta, y que el mundo no se hundía, empresarios de otros sectores se apuntaron al carro de la democratización de los diferentes oficios. ¿Qué era eso de que el monopolio estuviese en manos de profesionales? Democracia pura y dura. ¿Construir un piso?, lo hace cualquiera. ¿Una instalación eléctrica?, la hace cualquiera. ¿Arreglar un coche?, lo hace cualquiera.

Los empresarios han demostrado que la sociedad estaba equivocada. Gastaba los recursos del grupo en cosas superfluas. Con su filosofía era innecesario gastar en educación, ese gasto se pudo reducir, incluso suprimir. ¿Qué mejor educación que comenzar las prácticas laborales cuanto antes? ¿Para qué perder el tiempo tantos años en un aula? Si eran un criadero de holgazanes y una fábrica de parados. A trabajar, y lo que se tenga que enseñar, ya lo hará cualquiera. Profesionales de la salud, ¿para qué? La mejor medicina es el trabajo. Una persona que trabaja es una persona saludable, y la única receta válida es el trabajo. ¡Basta de médicos que favorecen el absentismo laboral! Urgía la democratización de la medicina. Cualquiera puede y debe ser médico. Abajo el oscurantismo de la profesión, propio de las tiranías. Sistema de elección transparente, abierto y democrático.

Yo no quería, pero este año me han elegido como piloto. El avión está fallando. Soy responsable de la vida de setecientas personas. Espero que mi paracaídas funcione. Avisaría a la gente de que hay problemas, pero no sé cómo funciona la radio, es mi primer día de vuelo. Además, no sé si hay paracaídas para todos, y ¿para qué amargarles los últimos minutos de vida? Que mueran felices. Espero que haya suerte y se salven unos cuantos. No me gustará tener setecientas personas sobre mi conciencia, si son menos, mejor. Allá voy. ¡Gerónimo!

Anuncios

20 thoughts on “ESTO LO HACE CUALQUIERA

  1. Julie Sopetrán 13 febrero, 2014 / 13:09

    Y así estamos! A punto de estrellarnos. No existe la profesionalidad y aquí en
    España, cualquiera, sirve para casi todo… Una buena exposición, Salvela.

    Me gusta

  2. madamebovary 13 febrero, 2014 / 13:16

    Salta, salta, que los paracaídas los hace cualquiera. 😉

    Me gusta

  3. martinezpolo 13 febrero, 2014 / 14:59

    Historia deslavzada?, para nada… a mí me ha parecido de lo más coherente, enhorabuena.

    Me gusta

  4. tone kihara 13 febrero, 2014 / 18:10

    Señor! Con lo que yo siempre he valorado un buen camarero… y eso que no soy tikis-mikis. Tiempos canallas, muy cierto.
    Saludos
    PD: La srta. Bovary tiene razón

    Me gusta

  5. mj mas 13 febrero, 2014 / 20:16

    Yo creo que debería democratizarse la medicina aún más… al próximo que visite en urgencias, salgo a la sala de espera para que entre todos voten el diagnóstico… 😉
    ¡Genial reflexión!

    Me gusta

    • salvela 13 febrero, 2014 / 20:27

      Gracias. Vivimos una realidad en que se menosprecia el saber, la experiencia que se alcanza mediante el trabajo y la reflexión. Del ya, y si no es ya, no vale. Una vergüenza. Gracias por la visita y el comentario

      Me gusta

  6. Aquileana 15 febrero, 2014 / 14:40

    Es la historia del infructuoso y vano intento por cortar con el yugo de los grupos monopólico, nunca existirá estructura horizontal, ni siquiera en un sindicato con fines relativamente virtuosos y masivos.
    Me ha encantado el ejemplo de los camareros. Justamente creo que debe ser una “profesión” en la que la discriminación por raza, apariencia y demás es más clara. Nosotros tenemos un principio consitucional en Argentina que reza “A igual tarea, igual renumeración” . vos que ahora te dedicás a pilotear aviones y enfrentar la crisálida de energúmenos del establishment .. ¿cobrás bien?…

    Abrazo de sábado, Aquileana 😉

    Me gusta

    • salvela 15 febrero, 2014 / 14:54

      Para nada. Es una de las miserias que conlleva el hecho de denigrar las profesiones y a los profesionales. No sé si no existirá nunca la estructura horizontal. Ha habido organizaciones humanas en las que ha primado esta horizontalidad. bien es cierto que sometiéndose por consenso a verticalidades eventuales en manos de líderes contrastados por el grupo, líderes que han dejado de serlo en el momento en que el grupo así lo ha decidido o ha finalizado la tarea que le fue encomendada y por la que fue elegido líder. Claro que estas organizaciones son vistas como primitivas a ojos del pensamiento oficial, educado en las estructuras verticales y en la visión evolutiva del fenómeno humano. Un abrazo.

      Me gusta

      • Aquileana 15 febrero, 2014 / 15:00

        Sólo un verso a modo de aforismo del premio Nobel de literatura de estas lindes sudamericanas. Lo interpretarás como una suerte de paliativo poético, con un mensaje relativamente esperanzado:
        “Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera.” — Pablo Neruda.

        Abrazo para vos Josep y gracias por tu excelente post y comentario,
        Aquileana 😉

        Me gusta

      • salvela 15 febrero, 2014 / 15:56

        Gracias a ti por este magnífico verso que no recordaba pero tan presenta en cualquier momento en que avanzamos hacia la utopía.

        Me gusta

  7. alpuymuz 16 febrero, 2014 / 10:48

    De buen gusto y acierto ese posicionamiento general ante los fallos de un sistema que vive horas bajas y casi de funambulismo generalizado. El regusto y la mesura crítica está palaiado por la agilidad en el relato, por la escalada de las funciones, todo marcado el procedimiento de la ironía, del mismo bajo bordon que sostiene un humor socarrón. Por eso queda en alto relieve la propuesta. Me ha gustado, sí, Salvela.
    Un abrazo. Al

    Me gusta

  8. salvela 16 febrero, 2014 / 11:40

    Muchas gracias por tu comentario y tu tiempo. Nos seguimos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s