Cadáveres Exquisitos

XVI

FUGA

 Can Amell 169

El relevo se acerca. Li y su prisionero aguardan apostados en la puerta. Se saludan y se piden las contraseñas. El oficial al mando abre la puerta y comprueba que en el interior todo está en orden. Li ha dispuesto los cuerpos cuidadosamente para que todo parezca una plácida escena de tortura. El doctor inclinado sobre la silla en la que yace el cuerpo muerto de uno de los guardias. Todo parece en orden y controlado. Se gira para preguntar al prisionero por qué no estaba en su puesto y se encuentra con sus hombres desarmados y un arma en plenas narices. Uno de sus propios hombres le quita la pistola  que lleva en el cinto. Li la recoge con sumo cuidado. Se la pone en su cinto y les invita a caminar hacia el ascensor. Antes ha golpeado a los sobrantes y los ha encerrado en el cuarto de torturas. Ha hecho un cálculo rápido, sabe por la información recibida que el ascensor hará un cálculo del peso de los hombres relevados y que sonarán las alarmas si este no se ajusta a lo que había descendido. La balanza electrónica pesa y envía los datos al ordenador. Este encuentra aceptable la diferencia que hay debido al tiempo transcurrido. Se cierran las puertas y empieza el ascenso hacia la libertad. Están siendo vigilados por una cámara. Espera que la cámara no capte nada anómalo. Confía en que el instinto de supervivencia de sus acompañantes le de tiempo a llegar a planta antes de que emitan cualquier señal de que la cosa no va bien. El ascensor se para y las puertas se abren. Li estudia la situación desde dentro. Dispara al oficial en los riñones, golpea a un uniformado y ordena a su rehén disparar sobre sus prisioneros. Los testigos, sorprendidos, son incapaces de racionalizar la información que reciben de los sentidos. En medio del caos, Li y su prisionero sacan al oficial herido pidiendo un médico. Se dirigen hacia la puerta de salida con el oficial dejando un rastro de sangre. Li confía en que el oficial al mando tarde en imponer orden en medio del caos. A unos metros de la salida un oficial les llama la atención:

-Soldados, mantengan la calma. Soldados, depositen…

Li le vuela la cabeza y suelta el cuerpo:

-Corre.

Los dos hombres corren hacia la puerta, disparando a los guardias que están apostados en ella, aprovechando la sorpresa inicial. En la puerta, Li permite que su prisionero corra por delante, mientras le dispara sin alcanzarle. Le permite llegar hasta un coche y que lo ponga en marcha. Li salta sobre una moto e inicia una persecución. Solo les queda superar el control para vehículos. Li alcanza de un disparo al encargado de accionar la palanca de los pincha-ruedas. El coche llega primero y destroza la barrera. Li le sigue, evitando el techo del coche que ha quedado seccionado. Ya son libres. La corporación no puede realizar ninguna operación escandalosa. No les van a perseguir visiblemente pero no les van a dejar en paz. Lo primero es la familia, deben de salvar a la familia de Rachid, su aliado eventual. Debería dejarlo a su suerte pero no puede. Tal vez Rachid se merezca el destino que le espera, es probable que su familia también, por no preguntarse cómo o a costa de qué Rachid lleva el alimento. No quiere pensar en el grado de implicación que Rachid pueda haber tenido con su antigua organización. Es una organización que hace cosas terribles y Rachid ha cooperado en ello, pero él no quiere juzgar, lo único que quiere es no tener tanta muerte sobre su conciencia. En el día de hoy ya ha desatado suficiente furia… ¡basta de furia por hoy! Es la hora del llanto y de la piedad.

Fragmento de Cadáveres Exquisitos, de Josep García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s